Sábado, Noviembre 18, 2017
Noticias Erotismo Diez tips de oro para convertirte en una diosa sexual
Sábado, 12 de Mayo de 2012 11:21

Diez tips de oro para convertirte en una diosa sexual

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

Ser una Diosa del Sexo consiste en ser como eres, en quererte, en demostrar que te sientes bien contigo misma, en cuidarte no con grandes accesorios ni cremas, simplemente cuidarte con lo que tienes. Ser una Diosa del Sexo se trata de quererte. Domina primero tu autoestima y luego podrás dominar a quien quieras en la cama y fuera de ella.

Estos son los diez tips recopilados por De10.

1. ¡Relájate! ¿Esperabas otro consejo? Habrá otros, pero más adelante, lo primero que tienes que hacer es respirar y tomarte el tiempo para sentirte bien contigo misma, dejando de lado, sólo por esta noche, los traumas que te atacan a diario. Pon una sonrisa en tu cara y muéstrale a tu pareja que te hace sentir bien y que quieres hacerlo sentir bien.

¿Cómo lograrlo? Tienes que empezar a cambiar tu vida, tomar el control sobre ella, sentirte deseada, tener confianza y ser permisiva. Date permiso a ti misma de disfrutar el momento, porque es eso, sólo un momento.

2. Sencillez y naturalidad. Esos dos conceptos son la base para ser una diosa, pues una mujer que se siente bien con ella misma para poder escuchar a los demás y ponerles atención, siempre lucirá atractiva. Esto a diferencia de una fémina neurótica que siempre está preocupada por lo que los demás piensan de ella, haciendo que los otros lo noten y se cree una atmósfera de tensión. Recuerda siempre que una Diosa del Sexo, en cualquier situación, dentro o fuera de la cama, se muestra como es, fresca, natural, tranquila, relajada y segura.

3. Quiérete y ¡demuéstralo! ¿Cómo? Identificada cada una de tus fortalezas, tanto físicas como intelectuales y resáltalas, mientras tratas de analizar tus debilidades, no para sentirte mal, sino para modificarlas y darles un lado positivo.

4. Vístete para ti. La frase "de la moda lo que te acomoda" es sabía. No por tratar de estar en lo más actual, utilices prendas que bajen tu autoestima si no te quedan bien; el chiste es tener estilo. Y el estilo no es vestirse a la moda, es saber utilizar la ropa a nuestro favor, que nos ayude a destacar lo mejor de nuestro cuerpo y a disimular lo que nos incomoda.

5. Cuida también tu imagen, busca un corte de cabello con el que te sientas a gusto y que destaque los rasgos de tu cara. Pídele ayuda a tu estilista, diciendo las partes de tu cara que quieres que resalten, pero no dejes que él decida, recuerda que es tú cabello.

6. El maquillaje también es un tema importante, más cuando las "plastas" no son nada atractivas. Lo natural siempre será lo de "hoy". Opta por polvo traslúcido, máscara de pestañas y un brillo para hacer que resalten tus labios.

7. ¡Disfruta! Disfruta de tu cuerpo, es tuyo y lo tienes que querer, si hay algo en él que no te guste y puedas cambiar, hazlo y no te quejes, actúa. Verás que cuando empieces a querer a tu cuerpo reflejaras ese sentimiento. La actitud es indispensable para estar bien contigo y con los demás.

8. Sé clara. Algo que siempre debes tener en la mente es: ¿qué quieres y cómo lo quieres? Sigue esas reglas contigo misma y otros las empezarán a seguirte. Lo mismo debes hacer en la cama, habla con tu pareja y sé clara en lo que quieres, no se trata de ir adivinado, sino de comunicarse para saber que es lo que a los dos les gustaría vivir. De esta manera, le das opción a tu pareja de sentirse más seguro respecto a lo que te hace y tú sabrás perfecto qué es lo que lo vuelve loco.

9. Usa tu sensualidad. Dicen que las mujeres tienen el arma de la sensualidad, así que ¡utilízala! No le des tiempo a tu pareja de aburrirse, sorpréndelo provocándolo cuando menos lo espere. No hay necesidad de ser agresiva, sólo usa tu imaginación.

10. Sé aventurera. Una de los mejores tips para tener una buena vida sexual es ser arriesgado, sal de la rutina y practica esas cosas que te llaman la atención, pero que no hacías por "pena" o por miedo. Ponte a investigar y sugiérele a tu pareja nuevas poses, nuevas técnicas, nuevas "rutinas". Siempre mantén en tu mente que estás teniendo sexo para complacerte a ti y no a nadie más. No digamos que seas egoísta, pensando en esto, automáticamente empezarás a disfrutar y a hacer que tu pareja disfrute de tu seguridad.

Publicado por lapatilla.com

Informacion adicional

Login to post comments