Domingo, Diciembre 17, 2017
Noticias Erotismo AROMA IRRESISTIBLE, El secreto de Chanel nº 5
Lunes, 17 de Octubre de 2011 18:28

AROMA IRRESISTIBLE, El secreto de Chanel nº 5

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

La historia íntima del perfume más famoso, Chanel nº 5, es sinónimo de riqueza, erotismo y elegancia, pero para conseguir que Marilyn Monroe se llevara unas gotas a la cama hizo falta que en el verano de 1920 un príncipe, un perfumista y una diseñadora alumbraran un aroma tan irrepetible y secreto como la fórmula de la Coca Cola.

Solía decir Coco Chanel que lo más misterioso, lo más humano, es el olor. "Esto significa que tu cuerpo se comunica con el del otro", afirmó. No se equivocaba. Tanta importancia tenía para ella el olor, la búsqueda de sus sueños y el dolor de las punzadas de la vida, que convirtió su pasión en su olor. En Chanel nº 5.

La historia del perfume más famoso de la historia viaja mucho más allá en el pasado de su creadora de lo que se conoce a simple vista. Por ello, la escritora estadounidense Tilar J. Mazzeo ha publicado "El secreto de Chanel nº 5", un libro que indaga en la vida de la diseñadora Coco Chanel y de su perfume.

HISTORIA BY CHANEL

Chanel nº 5 ha sido el perfume del lujo y la feminidad por excelencia. Inventado en 1920, ha pasado a la historia como un ícono cultural, que además representó el glamour francés durante las escaseces de la II Guerra Mundial y generó largas colas de soldados, no importaba de qué bando, que esperaban llevar a sus mujeres unas gotas del elixir.

También como un símbolo de poder y feminidad, abanderado por la mujer más seductora del siglo XX, Marylin Monroe, quien llegó a afirmar que dormía completamente desnuda y lo único que se ponía antes de ir a la cama eran unas gotas del codiciado perfume.

Más allá de ventas, marketing o glamour, el olor imaginado por una creadora como Gabrielle Bonheur "Coco" Chanel, el olor que define a una mujer con un olfato excepcional, tiene un gran secreto. ¿Por qué ha sobrevivido como el perfume más valorado por las mujeres en casi cien años de vida?

LA MAGIA DEL OLOR

Los olores están relacionados con el cerebro y con la memoria en un grado extremo. Jamás se olvida un olor. La chimenea que se encendía al empezar el invierno o el olor a jazmín fresco del jardín de la infancia, los olores que definen nuestra vida nunca nos abandonan y permanecen en la memoria.

Los olores de Chanel son los olores de su historia. A pesar de que Coco Chanel siempre intentó tapar las heridas del pasado inventando una infancia que no tuvo, con unos tíos lejanos, su historia es la de una huérfana.

Su madre murió cuando ella tenía doce años y a su padre le debió quedar grande cuidar a cinco hijos él solo, por lo que la abandonó frente a la abadía de Aubazine. Allí, educada por estrictas monjas, pasó su adolescencia, hasta que cumplió 18 años y pudo marcharse.

Las heridas de pérdida y abandono, relacionadas con la pureza y el olor a limpio de la abadía, formarían un registro emocional que moldeó la historia de Chanel nº 5 y la relación complicada que Coco tenía con él.

Ya fuera del convento, trabajó como costurera pocos años, pero intentó convertirse en una estrella del vodevil y actuó en varios escenarios seduciendo a los hombres. Una de sus canciones fue la que le valió el apodo de Coco.

EL JAZMÍN DEL SEXO

Allí, entre cantantes y actrices, también conoció a muchas prostitutas, que usaban el dulce olor del jazmín para atraer a los hombres. Las mujeres de clase alta llevaban olores uniflorales, de rosas o violetas, y eso las distinguía.

En cambio, las prostitutas, dice Mazzeo, olían a seducción, a esencia de jazmín, fragancias que a la clase alta no les estaba permitido llevar. Coco Chanel se había criado con un olor a limpio impecable, y no entendía por qué las mujeres tenían que oler a plantas, ella quería encontrar un olor de mujer.

Por eso pasó gran parte de su vida estudiando los olores, quería un perfume que oliera a mujer, a sensualidad, pero no a prostitución, sino a independencia, a limpio.

A pesar de la fama de la diseñadora, durante muchos años no fue bien recibida en los altos círculos sociales debido a su pasado. Ella siempre luchó, primero con una pequeña sombrerería, después con sus tiendas de ropa, y más tarde con su perfume.

En el verano de 1920, Chanel tenía como amante al príncipe ruso Dimitri Pavlovich, quien le presentó al perfumista de los Romanov, Ernest Beaux.

En una estrecha calle de París, la diseñadora, el príncipe y el perfumista, tres personajes muy diferentes, dieron con la mezcla exacta de jazmín, rosas y aldehídos que, sin ellos siquiera imaginarlo, se convertiría en el famoso Chanel nº 5.

* Por Keren Valverde

EFE - Reportajes

Informacion adicional

Ultima modificacion el Lunes, 17 de Octubre de 2011 18:32
Login to post comments