Domingo, Diciembre 17, 2017
Noticias Mostrando articulos por etiqueta: parejas
Jueves, 31 de Mayo de 2012 14:39

Cuando se acaba la pasión.

En ocasiones puede ser bastante complicado para uno o ambos miembros de la pareja aceptar que el amor y la pasión en su relación se han terminado.

De hecho, en un gran número de casos, lo que ocurre es que los sentimientos positivos van apagándose gradualmente y la persona, o la pareja, no llegan a ser conscientes de inmediato del desgaste y paulatino deterioro de su amor.

No es siempre el miembro de la pareja que primero se percata de este hecho quien toma la iniciativa para poner fin a la relación. A veces, simplemente calla, aguanta y quizás desea que algo ajeno a la relación influya positivamente en ésta y mejore.

Tal vez la realidad es tan dura que la tentación es evadirse y fingir que la situación de la pareja es estupenda. Proceso que, en cualquier caso, suele producirse de forma inconsciente.

En las relaciones de pareja existen diversos factores que influyen y que pueden dificultar que las señales del deterioro sean suficientemente claras.

Pueden mezclarse con el deseo de que "nada cambie". No obstante, suele haber indicios inequívocos que muestran a la persona (o a la pareja) que es tiempo de concluir la relación.

Con demasiada frecuencia, lo más sencillo es sucumbir a la inercia, alargando la relación de manera artificial, más que admitir que es probable que la relación lleve un tiempo moribunda.

A veces es el apego lo que puede confundir los sentimientos. Hay gente que lo confunde con el amor. No obstante, el apego tiene más que ver con la fuerza del hábito o la costumbre que con la emoción amorosa.

Implica un cierto grado de dependencia, que a veces contribuye a la creación de relaciones de amor-odio.

No podemos olvidarnos del miedo. Es bastante común encontrar a personas que por temor a nuevas situaciones prefieren mantener relaciones que son dañinas, destructivas o, por lo menos, poco edificantes y nada prometedoras. Se agarran a un clavo ardiendo a ellas.

Se olvidan de que por muy triste que parezca cerrar una puerta, ello les ofrecerá la oportunidad de abrir otra nueva. Con la ruptura surge la posibilidad de que, en un tiempo, otra relación pueda surgir, y, quizás, ofrecer mayores garantías de satisfacción y concordia. También hay quienes rehúsan terminar una relación de pareja por miedo al "qué dirán". Dan más importancia a la crítica social que a su estado de insatisfacción e infelicidad.

En muchas ocasiones hemos sido testigos de lo que puede parecer una ruptura bastante traumática. Alguno o ambos miembros de la pareja sienten que no podrán vivir sin el otro, que el futuro no tiene alicientes ya para ellos. Lo curioso es que, a veces, al poco tiempo ya cuentan con una nueva pareja y pareciera que llevan con ésta toda la vida. Por experiencia, sabemos que hay personas para quienes parece más importante aferrarse más a la idea de contar con una relación de pareja que a una persona en concreto. Es decir, lo que desean es tener una pareja y les importa menos quién es ésta.

En cualquiera de los casos, al final, lo importante es tener capacidad de autocrítica, ser honestos y valientes para realizar una evaluación lo más objetiva posible del estado de nuestra relación y de nuestros niveles de satisfacción. Llegados a un cierto punto, si nuestra relación sentimental no es lo suficientemente positiva, han de tomarse decisiones. Ya sean para mejorarla o para marcar el final de la misma.

Es verdad que hay parejas que se aferran a una relación tormentosa y poco viable, pero también hay otras que dicen "hasta aquí" con demasiada facilidad o muy pronto y eso tampoco es positivo. El secreto está en saber encontrar el punto justo.

¿Te cuesta terminar una relación o no te lo piensas demasiado? ¿Sueles ser tú quién da por terminada tus relaciones de pareja? ¿Cuál es tu experiencia al respecto? 

Por M. PÉREZ, J. J. BORRÁS Y X. ZUBIETA (SOITU.ES) 

Informacion adicional

Publicado en Salud Sexual
Sábado, 12 de Mayo de 2012 11:00

Usa el zodíaco para potenciar tu vida sexual

Manejar los niveles de energía erótica según los 12 signos zodiacales beneficia las relaciones. Conocer la psicología general y las debilidades de cada uno de los signos del zodíaco son aprovechables para conquistar, como lo detalla este reportaje de La Verdad.

Preocupada, Mariela (24) pregunta en la página web www.horóscopos.com sobre su relación: "Mi novio es virgo. Es cariñoso y respetuoso. Pero a veces siento que me abandona. ¿Cómo hago para retener su atención en la cama? ¿Tendremos futuro?".

A este comentario lo siguen más de 40 con las mismas dudas sobre libra, tauro, entre otros. Cada signo regula una energía que depende de su grado de ángulo en las bandas zodiacales. Estas sinergias operan en la afinidad o el rechazo que las personas sienten hacia otras y en la estabilidad de las parejas.

Tauro y capricornio, por ejemplo, mantienen una compatibilidad aunque sean diferentes. Mientras que el primero es altamente erótico, cariñoso y se enamora a través de los cinco sentidos como una buena comida, regalos, o bebidas estimulantes, el segundo es frío y le cuesta la expresión afectiva. Pero cuando rompe esa barrera se deja seducir sexualmente por los juegos mórbidos y la exploración.

Lizette Araque, cosmobióloga, recalcó que las tendencias entre los signos no son determinantes pero influyen por tratarse de una psicología colectiva. Es importante conocerlas para extraer consejos útiles que revivan la pasión entre la pareja, las formas de conquistar y las debilidades.

Relaciones entre las aguas

La respuesta para Mariela en el chat fue alentadora. El signo opuesto de los virgos es piscis, si saben canalizar correctamente la energía, la atracción entre ambos puede ser duradera y fuerte. Para mantener la pasión en la cama, los virgos necesitan que su pareja los seduzca paso a paso. Que mantengan lo tradicional y la limpieza en las partes de su cuerpo. Sobre todo en las manos, en donde fijan primero su mirada.

Los piscianos huyen de las críticas y requieren de los juegos previos, las caricias, abrazos, y que les digan "te quiero". Esas son las tácticas ideales para aumentar su líbido durante la relación sexual.

Los piscianos como la joven podrían también intentar relaciones con los signos cáncer y escorpianos, ambos astros de agua. El primero es famoso por su fogosidad y el uso de la imaginación durante el acto sexual. Su debilidad es el romanticismo y la creatividad, les gusta que sus parejas usen la imaginación para crear escenarios antes de consumar, detalló la experta.

Al escorpión "le encanta postergar el acto final. Les estimula que su pareja se haga la difícil y juegue con el misterio. Se atreven a utilizar juguetes sexuales sin que nada pase a lo explícito".

Pasión en el fuego y aire

La cosmobióloga detalló que los signos de fuego se caracterizan por ser individualistas y pasionales. Aries se entrega con impulsividad en la relación sexual y son conquistables con optimismo y dejándolos tomar la iniciativa. Leo, igual de ardiente, tiene un toque vanidoso que se nutre con juegos, lencería atractiva, y llevándolos a sitios sofisticados. Esto conlleva a elevarles el ego.

Al sagitario se enamora con aventura y ofreciéndole cosas nuevas. "Necesitan su libertad. Con encontrar la mezcla entre la proximidad y la distancia aseguran una relación sexual placentera".

Los astros de aire valoran la compatibilidad mental. De acuerdo a Araque, Géminis prefiere los juegos sexuales preliminares y un buen léxico. Esto también lo considera libra, un tacto para hablarles y los detalles como vinos, velas y lencería aumentan su líbido. "Apasionados y sensuales, necesitan que su pareja esté atractiva físicamente".

Acuario, por último, aporta un toque de locura a la sexualidad. Prefieren hacer el amor en lugares públicos y atrevidos. "Aman las parejas que inventen con ellos y sean creativos durante el acto".

Afrodisíacos sexuales para tu pareja

1. Aries: Velocidad y riesgo. Un viaje en moto con ropa de cuero.

2. Tauro: El chocolate y cenas aromatizadas con buena música.

3. Géminis: Un buen libro erótico y alcohol.

4. Cáncer: Frutas tropicales acompañadas de un paseo romántico.

5. Leo: Frutas y admiración.

6. Virgo: Ropa y productos de goma.

7. Libra: Fresas bañadas con chocolate a la luz de las velas.

8. Escorpión: Las langostas y espárragos.

9. Sagitario: Helado o un viaje a un lugar exótico.

10. Capricornio: Una buena cena con vino de clase.

11. Acuario: Sesión de pintura en el cuerpo.

12. Piscis: Cena a base de ostras y alcohol.

Publicado por lapatilla.com

Informacion adicional

Publicado en Tendencia Sexual

Las mujeres también están interesadas en meterse a la mente de los hombres y así descubrir qué es lo que piensan del sexo.

Los hombres en la intimidad, les gusta fantasear, ser dominadores en determinado momento y, a la vez, recibir muestras de afecto.

El sexo pareciera tener distintas concepciones si se ve desde el punto de vista masculino o femenino; todo indica que para las mujeres, la sexualidad debe ir de la mano con cuestiones de amor y afectividad, mientras que los hombres prefieren dejar a un lado las emociones.

Así como los caballeros piensan que las mujeres son todo un misterio, la misma idea tienen ellas de ellos; sobretodo, en conceptos y aspectos relacionados con la sexualidad. Hay chicas que creen no saber realmente lo que a sus parejas les gusta y por tanto, creen que aún queda todo un mundo por descubrir.

Sexualidad.doctissimo.es publicó el resultado de un estudio realizado en territorio francés, el cual dio como resultado un libro titulado "100 preguntas de mujeres sobre el orgasmo masculino", texto que presenta las interrogantes más comunes que el género femenino se hace respecto a la concepción que tienen los varones del sexo. Aquí, en De10.mx te presentamos 10 conceptos sexuales explicados por los hombres.

1. Los besos. A diferencia de las mujeres que consideran que el primer beso con alguien es algo extremadamente excitante, a ellos este acto sólo les sirve para conocer la personalidad de la otra persona y qué tan sensual puede llegar a ser, pues para ellos la forma en la que beses significará la manera en como te muestres durante el sexo.

Una de las cosas que no soportan es que los beses chocando tus dientes con los de ellos y consideran como una incitación el que la mujer roce sus labios ligeramente con su lengua o que los muerda sutilmente, como si estuviera pensando o nerviosa.

2. ¿Striptease o disfraces?. Cualquier caballero apreciará el que su pareja lleve a cabo cualquiera de estos dos actos. Ellos aman fantasear en la intimidad, así que el ver a una mujer enfundada en un disfraz, haciendo un personaje, los volverá locos.

Si optas por hacerle un striptease, te recomiendan que lo hagas acompañada de una buena música y alguno que otro elemento, como pueden ser esposas o vendajes para los ojos; no te olvides de preparar varias sorpresas, pues ellos aumentarán el ritmo y la pasión conforme vayan des cubriéndolas.

3. ¿Hay relación entre erección y deseo?. Los hombres creen que no es así, pues creen que más bien van ligadas a un acto reflejo biológico del organismo y por ello es que se presentan a las primeras horas de la mañana, aunque no descartan que puedan darse también al sentir deseo.

4. ¿Qué consideran como "matapasiones"?. Contrario a lo que las mujeres piensan, a los hombres no les gusta que las mujeres den todo en la primera noche, pues poco les quedará por descubrir y ellos aman ir revelando poco a poco los misterios.

Aunque tampoco hay que irse a los extremos; una chica fría, tímida y que pareciera que nada le hace sentir o le provoca placer. De igual modo, los hombres señalan que no siempre el sexo oral o que les digan cosas obscenas es lo que más les excita, pues aseguran que existen un sinfín de actos más novedosos, para alcanzar un orgasmo.

5. ¿Qué es lo que deben decir las mujeres durante el sexo?. Los caballeros creen necesario el complementar el lenguaje del cuerpo con el de las palabras, así que ellos desean que sus mujeres les expresen todo el deseo y placer que sienten en los momentos íntimos.

Expresiones tiernas y románticas son las que los hombres quieren escuchar, eso sí, mezcladas con algunas otras que sean un tanto subidas de tono, para darle ritmo y color a la relación.

6. ¿Qué posturas son sus preferidas?. Su preferida es la conocida como "el misionero", ya que les proporciona placer físico y visual, además de que permite que la penetración sea profunda y con ello, se garantiza un orgasmo más intenso.

También les agrada que las mujeres coloquen las piernas sobre sus hombros, pues con esta posición se experimentan mayores sensaciones. "El perrito" es otra de las favoritas, pues resalta su lado animal y dominante y por último, la famosa "69" pues se da y se recibe placer al mismo tiempo.

7. ¿Lo preservativos son compatibles con el placer?. Se dice mucho que al usar un condón, los hombres pierden cierta sensibilidad y por tanto, hay quienes aseguran que el preservativo les impide tener sexo placentero.

Pese a esta afirmación, no olvides tener sexo seguro, por lo que los hombres piden a las mujeres que dejen a un lado la actitud pasiva mientras se colocan el condón y les sugieren que jueguen con ellos, los acaricien o sean ellas mismas quien lo pongan, ya sea con las manos o la boca.

8. ¿Sólo piensan en sexo?. Seguramente en algún lugar habrás leído que el hombre sólo piensa en sexo en todo momento; sin embargo, dicha afirmación parece ser una absoluta mentira, pues su mente también la ocupan en ver cómo van a satisfacer otro tipo de necesidades que puedan llegar a sentir o tener.

9. ¿Les gustan los juguetes sexuales?. En realidad, hay muchos chicos a los que no les agradan del todo y si acceden a utilizarlos y comprarlos simplemente es porque no quieren tener problemas con su pareja o buscarán satisfacerlas con cumplirles este deseo.

Para muchos, el juguete sexual se convierte en un fuerte rival en la cama y hay a quienes no les gusta ver cómo un objeto material es el que se encarga de proporcionar placer a sus mujeres. Pocos hombres lo reconocen, pero es una sensación general.

10. ¿Qué órgano femenino es el que más toman en cuenta a la hora del sexo?. Todos los hombres siempre buscarán entrar en contacto con el clítoris, pues saben perfectamente que éste es la llave para que la pareja viva un orgasmo sin límites.

Hombres, ¿están de acuerdo?

Por: Montserrat Arqué

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex
Lunes, 27 de Febrero de 2012 08:58

Sexo ecológico, ¿en serio?

Me volvió a pasar el sábado. ¿Qué no entiende una vendedora cuando una le pide unas tacas tamaño 10? ¡Casi infarto! Tras hacerme esperar una eternidad, regresó con tres cajas y con una sonrisa que me confundió. Me dijo, tan angelical: "Como no las había en 10, te las traje en 9".

La miré, y me contuve. Después no quieren que una se ponga verde, pero caramba, ¿en dónde se supone que me las ponga? ¿En las manos? Porque en los pies no me caben.

Plis, tomen nota los gerentes de estas tiendas y de otras también. Es como ir a comprar bragas, si no las hay medium, que vengan small. Helloooo! Excusen el exabrupto, pero tenía que sacármelo para afuera. Es que detesto esas tácticas de mercadeo barato, por favor. Si no hay, pues ni modo. Next!

Y hablando de temas que me sacan de tiempo, ahora resulta que los amigos de Greenpeace les ha dado con decirnos cómo debemos practicar el sexo eco-friendly, dizque para respetar el ambiente. Sexo ecológico le llaman.

Válgame, que lo más "ecosexo" que he practicado en todo caso han sido las escapaditas a Culebra. Sol, playa arena, luna, estrellas... cobitos.

Nada tengo en contra de los ambientalistas, jamás. Y mucho menos de los amigos de los animalitos, aunque me hierven la bilis los que insisten en tratarlos como "personitas". Pero de eso a que ahora, al momento de intimar, además haya que pensar en el ambiente, está como que fuerte.

Según Greenpeace son 10 los mandamientos que debemos respetar los mortales al practicar sexo. Aquí algunos.

• Apagar las luces. O amor en tinieblas. Con eso no tengo problemas, sobre todo cuando no se tiene un cuerpo perfecto. Y no lo digo solo por mí, sino por la otra persona. Aunque siempre es bueno algo de luz, que afortunadamente, el mandamiento así lo recoge pues permite el uso de velas naturales. Claro que hay que ser precavido y no llenar la habitación, cosa de no terminar achicharrados y no por la pasión.

• Consumir frutas de la pasión orgánicas. Por Dios, "éramos muchos y parió la tía" dicen en mi pueblo. Como si no fuera suficiente con el gasto en las "strawberries" que cada día están más caras, ahora hay que comprarlas orgánicas. ¿Sabrán los que cuesta todo aquello que dice 'orgánico'?

• NO al amor a toda costa. Prohibidos los aceites de masaje provenientes del petróleo y los alimentos afrodisiacos. La verdad es que esta gente es aburrida. ¿Cómo se divierten? ¿Qué comen? Pena me da con los mercaderes de ostras de Boquerón.

• Ecolubricantes. Nada de potingues 'fashion' de 'sex-shop'. Basta ya. No puedo más. ¿Y qué se supone que compre? Miel de abeja y que me coman las hormigas.

• Nada de PVC. No tiene que ver con la orquesta de salsa del mismo nombre. PVC, Polyvinyl chloride, o en otras palabras plástico. Entonces, en su lugar... ¿vidrio? ¿metal? ¿cemento?

• Ducharse en pareja. Con esa tengo el cielo gano. Claro, si le aplico la primera... ¡en tinieblas!.

• Cama ecológica. Según los profetas de Greenpeace no tienen que realizarse en un aposento los momentos de intimidad. Puede ser encima de una alfombra reciclada; de un sofá recuperadode un mercado 'vintage' o directamente en el suelo. Oh, Lord! Nada del "counter" de la cocina. No entiendo ese afán por la incomodidad. Para eso, mejor irse a las latas como Susa y Epifanio. Ciao!

¿Sexo ecológico?Escribe a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Blogs

Estilos de vida

La pícara Cara

Cara Mía

BIO

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex

Los Ángeles, EU.- La actriz y cantante Jennifer Lopez le da 10 mil dólares a su novio, el bailarín Casper Smart, para que pague los caprichos de ambos, se aseveró.

Una fuente cercana a la pareja, afirmó que "Jennifer odia pagar sus gastos con tarjeta de crédito y llevar dinero en efectivo en su bolso, por ese motivo, ha hecho a su novio su cartera personal".

Añadió: "Ella cree que es mejor dar a Casper un cantidad de dinero semanal y pensó que 10 mil dólares es una buena cifra".

Al parecer, según indicó la fuente al diario "Star". ese dinero está destinado a cubrir los caprichos de ambos y comprar regalos a sus hijos, algo que no le gusta al padre de los pequeños, el cantante Marc Anthony.

Y es que, aunque sean gastos para los dos, la cuenta siempre corre a cargo de JLo, lo que, según Marc, viene a reforzar su opinión de los intereses poco románticos de Casper por su ex mujer.

Jennifer Lopez ha hecho de su novio su cartera personal.

Foto: Getty Images

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex

Enrique Iglesias recomienda a todas las parejas que graben en video sus encuentros sexuales, aunque claro, deben guardar con mucho cuidado su material gráfico. Para él y su novia, Anna Kournikova, esta práctica es común desde hace años y así han logrado que su relación continúe siendo ardiente.

"Todas las parejas, si confían el uno en el otro, deberían tener una cámara en el dormitorio", aconsejó el cantante en entrevista con la estación radiofónica Bésame en Colombia. Iglesias tiene fama de ser un gran amante, aunque en repetidas ocasiones ha alardeado de ser el poseedor del pene más pequeño del mundo.

Al respecto, labotana.com y muchos otros medios publicaron el día de ayer que el hijo de Julio Iglesias está dispuesto a someterse a un tratamiento para agrandar sus atributos y así superar el trauma que lo acosa desde siempre. No obstante, este detalle no resta sensualidad al artista, quien ahora promueve el tema "Naked" junto a la cantante Dev, con muy buena aceptación entre el público.

Enrique Iglesias recomienda a todas las parejas que graben en video sus encuentros sexuales.

Foto: Getty Images

ELIA FLESS / Ciudad de México.-

Informacion adicional

Publicado en Salud Sexual
Sábado, 14 de Enero de 2012 15:20

¿Pensar o sentir en la cama?

¡Qué difícil es para algunas personas dejar de pensar cuando van a gozar su vida íntima! Entre las sábanas analizan su desempeño sexual, cuestionan sus aptitudes y repasan cada una de sus inseguridades, olvidando el dicho popular que afirma: "a la cama sólo debe irse a dormir o a disfrutar".

La vida sexual en la pareja humana tiene tintes de juego, diversión y no sólo fines reproductivos. Hombres y mujeres por igual aprecian el encanto de la caricia erótica, pensar en el placer que vendrá cuando brazos y piernas se entrelacen.

Quienes practican el hábito de ver el lado positivo de las cosas tienden a gozar con mayor facilidad sus encuentros. En cambio las personas cuya forma de relacionarse les exige resultados tangibles, como saber lo que va a ocurrir o incluso adivinar -mal, por cierto- lo que está en la mente del otro, viven frustrados. Nunca se sabe a ciencia cierta lo que piensa el compañero.

Vigilar cada paso que se da en la intimidad es emocionalmente desgastante y no conduce a ninguna parte. Por ello los monólogos internos deben propiciar soluciones y no poner obstáculos a la felicidad conyugal atribuyéndose fallas o defectos. Y sobre todo, esos diálogos con uno mismo deben mantenerse alejados de la hora del sexo.

Cuestionarse sobre la capacidad amatoria o cualquier otro asunto durante el coito, y de pasada descalificarse, sólo propiciará que se pierda el apetito erótico o se deje de sentir placer.

SIN PENSAMIENTOS NEGATIVOS

El uso de los cinco sentidos puestos al servicio del goce sexual tiene un cauce natural. En el momento en que la persona piensa deja de sentir; no se puede analizar una impresión satisfactoria sin perderla.

El placer erótico implica la suma constante de caricias, besos y sensaciones invitantes a la cópula. Si durante éste se presenta un pensamiento poniendo en duda la propia imagen y la atracción que pueda sentir la 'otra mitad', entonces la excitación se irá perdiendo hasta convertirse en un logro inalcanzable.

Cada ser humano acumula día con día estímulos positivos que incrementan su apreciación de valía y también estímulos negativos que contribuyen a devaluarle. Las canas en el cabello, el acumulo de grasa en la cintura, la presencia de marcas o cicatrices, pueden acomplejar a quien magnifique esas imperfecciones. En cambio, el amante cuya visión pícara le lleva a buscar el deleite del encuentro, usa esas imperfecciones para verse o ver a su compañero como alguien único. No toma las dificultades como una razón para abandonar el terreno amatorio, sino como incentivos para superarlo.

En el ámbito sexual el éxito no se mide por las aptitudes sino por las actitudes. Hay que alejar cualquier idea de lo contrario, sobre todo a la hora de ir a la cama. Tenga presente que existen atracciones de individuos anatómicamente diferentes; vemos a hombres obesos con mujeres esbeltas y viceversa. Las diferencias interpersonales tanto en lo físico como en lo mental pueden convertirse en características complementarias, como ejemplo: la tuerca y el tornillo.

EL CIRCUITO FISIOLOGICO DEL ESTRÉS

Cuando alguien se dispone a tener una relación sexual y piensa o anticipa que el resultado será malo, se produce en él una reacción hormonal que elevará la producción de adrenalina y cortisol, hormonas del estrés, capaces de provocar en el hombre una severa dificultad para lograr o mantener la erección o experimentar una eyaculación precoz. En la mujer el circuito fisiológico del estrés puede producir la pérdida de la excitación, cortar o interrumpir la lubricación vaginal o convencerla de que la penetración será dolorosa.

Lo que cada uno cree de sí mismo se traduce químicamente. Quien va a la cama conjeturando que tendrá dificultades en sus eventos eróticos, reacciona con oleadas de adrenalina y cortisol disminuyendo el goce. Por otro lado, quien tiene expectativas positivas libera endorfinas que le producirán sensaciones placenteras.

QUITÁNDOSE OBSTACULOS

Sabiendo que cavilar sobre el desempeño sexual durante éste es el camino más corto para terminar con la pasión, entonces vemos claramente que la ruta hacia el deleite íntimo consiste en disfrutar cada sensación que se experimente.

El pene y la vagina son diferentes y complementarios a la vez. Anatómicamente ensamblan de maravilla y las sensaciones que mutuamente se provocan en cada embate erótico contribuyen al incremento del placer, que culmina en el orgasmo.

¿Debemos cuestionarnos acerca de nuestro desempeño sexual? Todo amante que se precie de serlo busca halagar a su pareja y darle gusto. En ese aspecto es válido preguntarse cómo hacer las cosas para que la pasión vaya en aumento. Pero hay que hacerlo en otro momento, no en el lecho; ahí es preciso centrarse en sentir, alejar los pensamientos. Y en especial los negativos, que tuercen los resultados amatorios cuando las interrogaciones van orientadas a verse como alguien poco atractivo o menos competente.

Al entrar en las sábanas numerosos individuos empiezan a especular cosas como: "¿Estará pensando en alguien más cuando me hace el amor? ¿Dónde habrá aprendido esto? ¿Sus parejas anteriores serían más atractivas que yo? Si le pido tal o cual posición, ¿qué va a decir de mí? ¿Soy aburrido en la cama? ¿Le gustaré?". Renglones faltan, podría llenarse una biblioteca con preguntas tan inquietantes y destructivas como las anteriores. Cada una de ellas puede llevar a erosionar la imagen de quien se cuestiona tanto y encaminarlo a conclusiones totalmente equivocadas.

Atribuir al compañero causas reales o imaginarias para descartar el encuentro es una manera de propiciar el fracaso.

DISFRUTANDO SIN LÍMITES

Los amantes tienen un cemento que los une: el placer sexual. Si lo hay, el vínculo se solidifica. Todo aquél que desee mantener viva su flama necesita establecer una comunicación franca con su pareja; confiar en que están unidos y satisfechos con su vida erótica, porque cada uno así lo ha determinado.

Un buen caldo de pollo se disfruta por su sabor y no analizando cómo lo preparó la cocinera. Una relación sexual espléndida es la suma de caricias e intercambio íntimo de dos personas. Preguntarse durante el coito si estarán haciendo bien las cosas terminará por convertir el acto en algo práctico, técnico, y no un verdadero encuentro entre amantes.

Cada pareja necesita disponerse a gozarse sin presiones, imposiciones ni límites. Recuerde: todo lugar es aquí y todo momento es ahora. Deléitese con su sexualidad sin cuestionarla o condicionarla.

www.sexologosilvestrefaya.com

Por: Psicólogo Sexólogo Silvestre Faya

Informacion adicional

Publicado en Salud Sexual
Jueves, 12 de Enero de 2012 16:38

¿Cómo recuperar la pasión?

La estabilidad lleva a la rutina y se pierde el erotismo. Los consejos para que regrese.

Una y otra vez escucho en la consulta que el matrimonio mata la pasión. ¿Qué sucede? En una relación estable o con una pareja comprometida buscamos sentir seguridad, estabilidad y continuidad. Buscamos sentirnos anclados. Pero la pasión, lejos de nutrirse de la estabilidad, lo hace de lo desconocido, lo novedoso, de la sorpresa e incluso de la inseguridad.

Gran paradoja: mientras que el amor surge en un ambiente de reciprocidad, de protección y de mutualidad, son estos mismos elementos los que pueden inhibir el deseo. Tal como dice Esther Perel, el amor y el deseo, son dos necesidades fundamentalmente distintas. El deseo está alimentado por lo desconocido y lo desconocido nos da un poco de ansiedad. Esa ansiedad no la queremos en el mismo lugar donde queremos paz y estabilidad. Estamos dispuestos a tenerla fuera de la pareja o al principio de la relación, pero no en la pareja comprometida. Parte de lo que anula el deseo es la desunión, que existe en una misma persona, entre el erotismo y lo rutinario.

Creo que el gran desafío es poder conciliar estos aspectos. Para ello es importante no confundir la intimidad, con control y fusión. El deseo para poder mantenerse, necesita espacio, asi como el fuego necesita aire y muchas parejas hoy no se dejan suficiente aire el uno al otro, no respetan las individualidades.

Cuando le pregunto a mis pacientes cuándo sienten atracción hacia sus parejas, me dicen: "Cuando toca su instrumento musical", "cuando veo como la miran en una fiesta" "cuando lo miro jugando al tenis". Es claro que el deseo aparece cuando vemos al otro con distancia, esta persona que nos es tan familiar de repente nos resulta un desconocido. El deseo se alimenta por curiosidad, anticipación e imaginación.

Algunas de las tantas preguntas que me hacen en la consulta:

Alejandra, 36 años: toda mi rutina sexual cambió con la llegada de mis hijos.

Con los hijos todo puede empeorar, porque ellos reciben toda nuestra energía. Por eso hay que saber tomarse un tiempo para estar solos de vez en cuando, no ver la tele y charlar, salir, ir a bailar, o irse lejos un fin de semana largo, o bien cerrar la puerta de la habitación. Lo importante es darse cuenta de que el sexo no es obligatorio, sino que se puede estar el uno con el otro sin hablar de tareas ni de responsabilidades.

Marina, 32 años: Trabajo mucho y ya no tengo ganas de hacer el amor, ¿cómo puedo reconectarme con mi pareja y que no me deje por otra?

Creo que lo primero es cambiar esa afirmación de tu cabeza. En lugar de decir: "Yo no tengo ganas", preguntate: "¿Qué podría hacer para sentirme más sexy y sexual?, ¿qué me ayudaría para llegar a un estado de deseo?". Podría ser tomar algo o darte un baño, caminar un rato, descansar, escuchar música, leer algo erótico o recordar momentos eróticos. Lo importante es entrar en un ánimo más relajado en el que puedas reconectarte con tu erotismo. Además, te sugiero hablarlo con tu pareja, y pedile que te ayude a reavivar el deseo. Se sentirá incluido e importante, y no rechazado. Además, sabrá que vos también extrañas el sexo.

Quejarse del aburrimiento sexual es fácil y habitual. Alimentar al erotismo en una relación estable, es un acto de valiente desafío.

Lic. Diana M. Resnicoff

Psicóloga clínica. Sexóloga clínica

TE: (54-11)4831-2910

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Página Web: www.e-sexualidad.com

Informacion adicional

Publicado en Tendencia Sexual
Domingo, 08 de Enero de 2012 12:54

Secretos del sexo... Así que lea y decida.

¿ Es verdad que la copulación es el único objetivo de todo cuanto hace el Homo sapiens? Mire usted, la gente no necesariamente tiene que compartir el entusiasmo de los que escriben ciertas cosas, de hecho, como ser pensante usted tiene el derecho a ponderar los puntos de vista y llega a sus propias conclusiones. Así que lea y decida.

Los animales restringen su actividad sexual a etapas bien definidas. Durante la época de apareamiento son muy activos, pero el resto del tiempo no tienen actividad sexual alguna. Su nivel hormonal disminuye, dejan de producir óvulos o espermatozoides, e incluso pierden los colores brillantes del pelo y las plumas y anulan otros signos tangibles utilizados para el cortejo.

Los seres humanos, en contraste, no tienen una época definida para aparearse. Están preparados para realizar la actividad sexual en cualquier época del año. Tampoco cambian su apariencia de una estación a otra, aunque la primavera parece promover el atractivo entre los sexos.

De hecho, se pueden señalar varias diferencias puntuales entre la sexualidad humana y animal:

Los animales no practican un ritual tan prolongado como el de los seres humanos para hacerse de una pareja.

Existen muchos pasos desde el encuentro inicial de un hombre y una mujer hasta el momento culminante de la relación sexual. O sea que el cortejo en sí mismo es más extenso en los humanos que en los animales.

La seducción es típica de la especie humana.

A diferencia de otras hembras, la mujer tiene la capacidad de experimentar un intenso climax orgásmico durante la relación sexual.

La mujer siempre está apta para la relación sexual, sin importar si está o no en condiciones de ser fertilizada.

Este hecho biológico significa que cerca de 90 por ciento de la actividad sexual femenina no está relacionada directamente con la procreación.

Otra diferencia: el periodo ovulatorio de la mujer permanece oculto. Por lo tanto, ella está preparada para tener relaciones sexuales en cualquier momento, incluso llega al punto de no hacer explícito el periodo en que puede concebir. Otros primates exhiben señales físicas claras y visibles en el momento en que ocurre la ovulación, pero la hembra humana no da señales detectables de que está ovulando. Esto quiere decir que el varón debe copular una y otra vez para asegurarse de fertilizar al óvulo.

Las estrategias

Puesto que el cortejo humano es más largo y complicado que el de otros animales, el acto sexual humano es también más complejo psíquica y emocionalmente.

Cuando se describe el patrón sexual básico de nuestra especie con las palabras 'hacer el amor', está usándose una expresión muy exacta y verdadera: la profusión, intensidad y variedad de la actividad erótica humana se traduce en la consecuencia más sólida extensa de todas las que se conocen en el Reino Animal.

En los animales existen dos estrategias sexuales básicas: la primera consiste en esparcir sus genes en el mayor número de hembras posible. Esta clase de macho tiene una hembra tras otra, carece del más mínimo interés en su descendencia, deja sus hijos al cuidado de su madre o simplemente los deja librados a su suerte.

Aunque tal estrategia provee mucha descendencia, ésta vive desprotegida. Sólo unos cuantos sobreviven, pero los que lo logran son suficientes para asegurar el éxito de la especie. Es la estrategia de la cantidad.

La segunda estrategia consiste en procrear pocos ejemplares pero darles mucho cuidado y protección.

Biológicamente estos animales podrían tener mucha descendencia, sin embargo, cuidar a muchos hijos sería demandante y riesgoso, así que prefieren concentrar sus esfuerzos en un reducido núcleo familiar.

En las especies que adoptan la segunda estrategia, el macho se une a la hembra para ayudarle en la tarea de la crianza, de esta manera la prole recibe doble protección.

Con ambos padres proporcionando calor, alimento y abrigo, la descendencia tiene muchas probabilidades de sobrevivir.

Los seres humanos han evolucionado de acuerdo con esta estrategia.

Otras diferencias

Hay otras diferencias entre el Reino Animal y la Humanidad.

Por ejemplo los animales dan a luz a sus crías muy fácilmente, las mujeres no. ¿A qué se debe esta discrepancia?

¿Por qué el alumbramiento humano resulta tan complicado?

Pinturas antiguas muestran que la forma habitual de alumbramiento era ponerse en cuclillas. Sin embargo, en los tiempos modernos la norma es que la madre dé a luz recostada sobre su espalda, como si fuese una enferma y no una persona sana que está llevando a cabo una función natural.

Pareciera como si los médicos se hubieran empeñado en atentar contra el sentido común que indica la conveniencia de aprovechar la fuerza de gravedad en los partos.

Los médicos tienden a la mujer sobre su espalda y luego le dicen: "puje, puje", alentándola a expulsar al bebé en contra de la atracción gravitacional.

Algunos hospitales han ido abandonando esas curiosas prácticas , y en algunos se permite que la mujer dé a luz en la posición que más le acomode.

Las que se han atrevido han descubierto que la posición en cuclillas es la que le permite el menor esfuerzo.

Algunos médicos estiman que el cambio de posición no es suficiente y proponen un cambio total en el ambiente hospitalario que rodea al parto.

En lugar de las luces, ruidos y movimientos, comunes en las salas de operaciones, los obstetras y pediatras prefieren que el parto se realice con luces tenues que no encandilen al recién nacido, sonidos suaves que no bombardeen sus oídos y una atmósfera que tenga la menor apariencia médica posible.

Para algunas madres, el ambiente natural que reúne las condiciones ideales es el hogar, si es que no hay complicaciones médicas para el parto. Idealmente la mujer debería traer al mundo a su bebé en la comodidad de su propia recámara. Esta preferencia es más que nada sentimental, pero le da una gran importancia al estado anímico de la futura madre.

En el Reino Animal, mientras más relajada esté la madre, más rápido es el proceso de alumbramiento. Desde el punto de vista zoológico, existe una buena razón: un animal es muy vulnerable durante el parto, ya que sus depredadores podrían atacar y encontrar a la hembra en una situación de la cual le sería imposible escapar.

Para la mayoría de los mamíferos, es vital que la madre no alumbre hasta que se sienta completamente segura y a salvo. Si está temerosa su cuerpo se inunda de fluidos químicos específicos que frenan el proceso de parto.

Incluso en la especie humana las mujeres todavía tienen este primitivo sistema de protección.

Si la madre se siente ansiosa, sus fluidos corporales darán la orden de detener el proceso. Para romper con estos retardantes químicos la madre tiene que hacer grandes y dolorosos esfuerzos antes de dar a luz.

El secreto está en adoptar la postura más cómoda, en un ambiente relajado y tranquilizador. También la madre debería tener el derecho a decidir quién desea que esté presente y quién no durante el alumbramiento de su hijo.

Una vez que el bebé nace, algo extraño sucede: se queda despierto por casi una hora. Este periodo inicial es de vital importancia.

A su asombrosa manera, la Naturaleza se ha encargado de que el proceso de unión que vincula a la madre y el hijo —el que en el último término asegura la sobrevivencia de la especie humana— comience desde el primer instante del nacimiento.

Según los procedimientos habituales, después del parto se corta el cordón umbilical y rápidamente se llevan al bebé para examinarlo, pesarlo, lavarlo y vestirlo.

Obviamente después de un parto al estilo de 'puje, puje', la madre debe quedar demasiado agotada y débil para oponerse que se lleven al recién nacido. Pero si pudiera tener un parto menos arduo y angustioso, seguramente querría tomar al bebé en sus brazos y mirarlo tiernamente a los ojos. Resulta evidente lo importante que es para la madre y el niño no ser separados. Sería ideal que ni siquiera los cambiaran de habitación y que la madre permaneciera al lado de su hijo todo el tiempo.

Cómo hacer de lo normal un enredo

Según los estudiosos de la psicología evolutiva, el sexo es la actividad más obvia del ser humano, aunque éste –hombres y mujeres—se valga de sorprendentes y a veces conflictivas estrategias para conseguir que sus genes pasen a la siguiente generación.

Este concepto suena muy zoológico, pero a diferencia de los animales, los seres humanos pueden razonar, analizar su comportamiento y rectificar. En otras palabras, el humano puede escoger e incluso retar a sus propios instintos.

¿Es verdad que la copulación es el único objetivo de todo cuando hace el Homo sapiens?

Mire usted, saltar de las pautas de la Naturaleza a los valores humanos; y de los hechos de la biología a las cuestiones morales, puede ser un error elemental. Así que usted no necesariamente tiene que compartir el entusiasmo de los que escriben estas cosas —aunque su estilo y audacia le resulten muy atractivos.

Como ser pensante usted tiene el derecho a ponderar los puntos de vista y llegar a sus propias conclusiones.

Vanguardia - om - Foto: Vanguardia/ Archivo

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex
Domingo, 08 de Enero de 2012 12:43

Acérquese a su pareja

"Lo nuestro ya no funciona como antes, cuando estábamos más unidos y nos entendíamos mejor, incluso sin palabras. La complicidad entre nosotros casi se ha esfumado, apenas quedan destellos de lo que fue. No tengo demasiadas ganas de estar a su lado y todo me da igual, no me entusiasma", confiesa Marta.

Por su parte, Enrique, su actual pareja siente algo similar y afirma: "La mutua atracción ha ido dando paso a la indiferencia compartida. No nos divertimos, y ni siquiera discutimos. Los días se suceden, casi iguales los unos a otros. Los vivimos sin ilusión. Creo que ya no sentimos el fuerte amor de los primeros tiempos. Pero ¿qué ha sucedido, dónde se nos ha quedado perdido...?.

Testimonios como estos son muy frecuentes en las consultas de los psicólogos de pareja, y todos tienen un común denominador: indican que nuestra pareja necesita una profunda revisión, porque sus miembros han comenzado a alejarse el uno del otro, como dos barcos que antes navegaban a la par y aún están a la vista recíprocamente, pero siguiendo ahora rumbos diferentes.

"Parece que la mayoría deseamos una relación afectiva satisfactoria, estable y duradera, pero la realidad nos demuestra que si sumamos la rupturas y las parejas no satisfechas, se salva del deterioro sólo un pequeño porcentaje de las relaciones", señala la psicóloga Lucía Sutil.

La experta define "el despido interior", como el cúmulo de circunstancias que van sumiendo a los miembros de la pareja en la falta de motivación y el desánimo, mientras cumplen con sus obligaciones mínimas para mantener las apariencias: "un proceso largo en el que la insatisfacción y la frustración, van distanciando las expectativas e ilusiones del inicio de la relación con la realidad de la convivencia".

¿Es amor real?

¿Qué sucede cuando la relación de pareja es únicamente una fachada y el amor y la complicidad sólo aparentes? ¿Podemos hacer algo para no caer en ello, o remediarlo cuando ya está sucediendo? Según Lucía Sutil, existen varias claves para conseguir una relación de pareja agradable y duradera.

"La relación de pareja no es fácil y tiene momentos amargos, pero en la pareja estamos acompañados, nos sentimos queridos, podemos desarrollar nuestro amor y compartir con la otra persona un proyecto de vida", explica Sutil.

Advierte que "si nos encerramos en nuestros problemas con una actitud pasiva, pensando que nuestra pareja ha cambiado sin tener derecho a hacerlo, esto puede ser el inicio del despido interior. Una actitud pasiva y victimista no deja que la relación fluya, desde la comunicación, la confianza y el amor".

"A la vida hay que ir buscándole buenos momentos, ya que somos bastante expertos en buscar los malos. Y no se trata sólo de buscar ratos agradables, sino de provocarlos para compensar las tendencias negativas a las que a veces estamos predispuestos", señala la autora de "El despido interior en la pareja".

Para hallar y generar buenos momentos en el día a día, la psicóloga sugiere reconocer los logros de nuestra pareja, conseguir puntos de encuentro tanto en la obligación como en la diversión, ser detallista, demostrar nuestro cariño y amor hacia la otra persona, a través del contacto y las caricias.

"Hacer planes juntos es necesario y satisfactorio, lo cual es más fácil si se conocen los gustos y preferencias de la otra persona. Además, si tenemos la suerte de escuchar alabanzas por parte de nuestra pareja y le correspondemos, es difícil caer en el despido interior", señala la experta.

MÉXICO, DF.- EFE - Foto: Vanguardia/ Archivo - om

Informacion adicional

Publicado en Salud Sexual
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 Próximo > Fin >>
Pág. 1 de 5