Martes, Septiembre 26, 2017
Noticias Mundo Sex En aumento, el negocio de las tiendas de sexo en Barranquilla
Sábado, 22 de Octubre de 2011 16:17

En aumento, el negocio de las tiendas de sexo en Barranquilla

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

En registros mercantiles aparecen 3, pero en un recorrido se detectaron 7, sin meter las informales.

Disfraces eróticos, aceites calientes y vibradores son los productos que los barranquilleros buscan, cada vez más, en las tiendas eróticas, negocios que tienden a multiplicarse.

Con 6.000 pesos se compra un cojín de crema multiorgásmica para una aplicación; desde 10.000 pesos, dados eróticos, y con 70.000 pesos, lencería para dejar volar la imaginación en la cama.

La mayoría de estos productos son de origen norteamericano. En los últimos cinco años, estas tiendas se han hecho más visibles en Barranquilla. "Ahora hay más que hace unos años. Son cinco o seis", dice Yazmín Cabarcas, dueña de Sexo Fantasías, establecimiento ubicado en la calle 72 con carrera 45

No hay precisión sobre cuántas sexshops tiene esta ciudad. La Cámara de Comercio registra tres, pero en un recorrido EL TIEMPO encontró cinco y al buscar en las páginas amarillas contó siete.

"Muchos de estos establecimientos no aparecen como sexshops porque registran otra actividad como la principal", explica Fausto Eusse, jefe de información de la Cámara de Comercio.

Ventas informales

Las sexshops tampoco se escapan de la informalidad. En el Centro pululan las chazas móviles ofreciendo todo tipo de juguetes y ungüentos.

En fechas especiales como Amor y Amistad, Navidad y Halloween las ventas se multiplican, y se mantienen estables el resto del año, especialmente los fines de semana, asegura Darly Garcés, administradora de Exclusive, en la carrera 53 con calle 75.

"Un día no tan movido se venden entre 200.000 y 400.000 pesos y en días bien buenos hasta dos millones de pesos", continúa Darly. Cifras similares de ventas maneja Sexo Fantasías.

Los domicilios son otra opción que ofrecen estos negocios para quienes no se atreven a comprar en el sitio. "Las personas mejor presentadas, con más educación, compran con seriedad y sin pena", asegura Yazmín.

Aún persiste el tabú

Una joven de 28 años pregunta por un kit erótico de cremas estimulantes y retardantes en la tienda Sexo Fantasías. Para esta compra tiene destinados 250.000 pesos. Aunque no consigue lo que necesita se entretiene mirando otros productos. Ella asegura que aún existe cierto tabú en la ciudad hacia estos negocios. "En Bogotá hay más sexshops y se consiguen más cosas que aquí", dice.

Quienes compran en estas tiendas suelen ser de todas las edades.

"Tenemos clientes desde los 20 hasta el señor de 70 años que viene en bastón. La mayoría viene en parejas", explica Darly Garcés.

La demanda, según temporada y gusto

Los comerciantes coinciden al afirmar que los disfraces eróticos de diabla y enfermera son los más pedidos para la celebración de Halloween.

Otro de los productos apetecidos por los clientes de las tiendas eróticas son los 'panties' comestibles.

También los aromatizantes con feromonas para atraer al sexo opuesto hacen parte del portafolio de productos.

TATIANA VELÁSQUEZ

CORRESPONSAL DE EL TIEMPO

BARRANQUILLA

Por: TATIANA VELÁSQUEZ

Foto:alcorcon.olx.es

Informacion adicional

Login to post comments