Lunes, Noviembre 20, 2017
Noticias Mundo Sex Mostrando articulos por etiqueta: erotismo
Domingo, 25 de Agosto de 2013 03:00

Erotismo en el agua

Es lógico que en verano los cuerpos con poca ropa, el calor, el roce de dos cuerpos semidesnudos y el sentido de la vista hagan furor en nuestra imaginación, y si tenemos en cuenta que la imaginación es el más potente de todos los afrodisíacos, pues tendríamos el cóctel perfecto para que el deseo y la excitación hagan acto de presencia.

¿Alguna vez hemos pensado lo excitante que puede ser mantener contactos sexuales en lugares diferentes a los que habitualmente usamos para nuestras relaciones? Seguro que más de uno y más de una sí, pero ¿se lo hemos contado o propuesto a nuestra pareja?

Probablemente menos de lo que lo hayamos pensado, por pudor o porque creemos que nos dirá que no. Y es probable que fuese así, pero cabe la posibillidad de que nuestra pareja nos sorprenda y nos diga "yo también lo había pensado”.

Es lógico que en verano los cuerpos con poca ropa, el calor, el roce de dos cuerpos semidesnudos y el sentido de la vista hagan furor en nuestra imaginación, y si tenemos en cuenta que la inaginación es el más potente de todos los afrodisiacos, pues tendríamos el cóctel perfecto para que el deseo y la excitación hagan acto de presencia.

Nuestra piel desnuda nos puede facilitar la ocasión de disfrutar de la caricia, del roce, del tacto, debido a que a veces la piel es menos disfrutada de lo que ella misma nos puede ofrecer (todo nuestro cuerpo es una fuente de placer).

El agua del mar o de una piscina nos puede ofrecer nuevas experiencias, nuevas sensaciones, juegos, pero no debemos obviar que aquí también debemos ser precavidos, y no sólo con no ser vistos por los demás, sino con el contagio de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. El uso del preservativo en el agua es el compañero necesario para disfrutar del sexo sin riesgo alguno -si la pareja no es estable, no estamos seguros de que pueda existir riesgo o no deseamos un embarazo-.

Se deben tener algunas precauciones al usarlo, pero nada tan complicado como para no disfrutar del erotismo del agua o desarrollar conductas sexuales que puedan suponer un riesgo para la salud. Es recomendable poner el preservativo fuera del agua y usar un lubricante de base acuosa para potenciar la lubricación vaginal, lejos de lo que podemos pensar que el agua hará que la vagina este más húmeda y facilita la inserción del pene; nada que ver esto con la lubricación. Teniendo esto en cuenta, si queremos y si deseamos experimentar, a disfrutar del sexo en el agua.

¿Qué nos puede ofrecer esta experiencia?
Espacio oculto bajo el agua para experimentar con las sensaciones que nos puede aportar ser acariciados bajo el agua, juegos sexuales sin ser visto y con el riesgo de poder ser descubiertos (que para algunas personas puede ser muy excitante), nuevas experiencias, un disfrutar de toda la piel de dos cuerpos semidesnudos que sienten el deseo de disfrutar de nuevas sensaciones eróticas bajo el agua.

Además puede ser una oportunidad fantástica para comenzar a disfrutar de todo nuestro cuerpo, de las sensaciones que se despiertan al ser acariciados, y al acariciar a nuestra pareja y alejarse un poco de la idea de que sexo y coito es los mismo o que sin coito no hay sexo, pues como ya hemos dicho en otras ocasiones, el coito es una forma más de relacionarnos sexualmente, pero que hay otras muchas que pueden ser tan placenteras como esta. Todo nuestro cuerpo es una fuente de placer. ¡Conócelo y disfrútalo!

Y recuerda: disfrutar del sexo es una experiencia muy saludable.

Carmen Canterla
Psicóloga Sexóloga

Informacion adicional

Publicado en Tendencia Sexual

Ser una Diosa del Sexo consiste en ser como eres, en quererte, en demostrar que te sientes bien contigo misma, en cuidarte no con grandes accesorios ni cremas, simplemente cuidarte con lo que tienes. Ser una Diosa del Sexo se trata de quererte. Domina primero tu autoestima y luego podrás dominar a quien quieras en la cama y fuera de ella.

Estos son los diez tips recopilados por De10.

1. ¡Relájate! ¿Esperabas otro consejo? Habrá otros, pero más adelante, lo primero que tienes que hacer es respirar y tomarte el tiempo para sentirte bien contigo misma, dejando de lado, sólo por esta noche, los traumas que te atacan a diario. Pon una sonrisa en tu cara y muéstrale a tu pareja que te hace sentir bien y que quieres hacerlo sentir bien.

¿Cómo lograrlo? Tienes que empezar a cambiar tu vida, tomar el control sobre ella, sentirte deseada, tener confianza y ser permisiva. Date permiso a ti misma de disfrutar el momento, porque es eso, sólo un momento.

2. Sencillez y naturalidad. Esos dos conceptos son la base para ser una diosa, pues una mujer que se siente bien con ella misma para poder escuchar a los demás y ponerles atención, siempre lucirá atractiva. Esto a diferencia de una fémina neurótica que siempre está preocupada por lo que los demás piensan de ella, haciendo que los otros lo noten y se cree una atmósfera de tensión. Recuerda siempre que una Diosa del Sexo, en cualquier situación, dentro o fuera de la cama, se muestra como es, fresca, natural, tranquila, relajada y segura.

3. Quiérete y ¡demuéstralo! ¿Cómo? Identificada cada una de tus fortalezas, tanto físicas como intelectuales y resáltalas, mientras tratas de analizar tus debilidades, no para sentirte mal, sino para modificarlas y darles un lado positivo.

4. Vístete para ti. La frase "de la moda lo que te acomoda" es sabía. No por tratar de estar en lo más actual, utilices prendas que bajen tu autoestima si no te quedan bien; el chiste es tener estilo. Y el estilo no es vestirse a la moda, es saber utilizar la ropa a nuestro favor, que nos ayude a destacar lo mejor de nuestro cuerpo y a disimular lo que nos incomoda.

5. Cuida también tu imagen, busca un corte de cabello con el que te sientas a gusto y que destaque los rasgos de tu cara. Pídele ayuda a tu estilista, diciendo las partes de tu cara que quieres que resalten, pero no dejes que él decida, recuerda que es tú cabello.

6. El maquillaje también es un tema importante, más cuando las "plastas" no son nada atractivas. Lo natural siempre será lo de "hoy". Opta por polvo traslúcido, máscara de pestañas y un brillo para hacer que resalten tus labios.

7. ¡Disfruta! Disfruta de tu cuerpo, es tuyo y lo tienes que querer, si hay algo en él que no te guste y puedas cambiar, hazlo y no te quejes, actúa. Verás que cuando empieces a querer a tu cuerpo reflejaras ese sentimiento. La actitud es indispensable para estar bien contigo y con los demás.

8. Sé clara. Algo que siempre debes tener en la mente es: ¿qué quieres y cómo lo quieres? Sigue esas reglas contigo misma y otros las empezarán a seguirte. Lo mismo debes hacer en la cama, habla con tu pareja y sé clara en lo que quieres, no se trata de ir adivinado, sino de comunicarse para saber que es lo que a los dos les gustaría vivir. De esta manera, le das opción a tu pareja de sentirse más seguro respecto a lo que te hace y tú sabrás perfecto qué es lo que lo vuelve loco.

9. Usa tu sensualidad. Dicen que las mujeres tienen el arma de la sensualidad, así que ¡utilízala! No le des tiempo a tu pareja de aburrirse, sorpréndelo provocándolo cuando menos lo espere. No hay necesidad de ser agresiva, sólo usa tu imaginación.

10. Sé aventurera. Una de los mejores tips para tener una buena vida sexual es ser arriesgado, sal de la rutina y practica esas cosas que te llaman la atención, pero que no hacías por "pena" o por miedo. Ponte a investigar y sugiérele a tu pareja nuevas poses, nuevas técnicas, nuevas "rutinas". Siempre mantén en tu mente que estás teniendo sexo para complacerte a ti y no a nadie más. No digamos que seas egoísta, pensando en esto, automáticamente empezarás a disfrutar y a hacer que tu pareja disfrute de tu seguridad.

Publicado por lapatilla.com

Informacion adicional

Publicado en Erotismo
Viernes, 02 de Marzo de 2012 16:42

La sexualidad es un juego

Dos especialistas ofrecen talleres de sexualidad, 'bodange' o masaje erótico.

Cuentan asimismo con 'coaching' íntimo para parejas con problemas.

Aunque van dirigidos fundamentalmente a mujeres, también hay para hombres.

En una tranquila calle del Madrid de los Austrias, justo al lado de la bulliciosa Plaza Mayor, habita desde hace tres años un mundo alejado de la rutina, los tabúes y la sordidez. Un concepto distinto, nuevo: el lugar idóneo para aprender todo lo necesario, y más, sobre cómo potenciar y disfrutar al máximo de la vida sexual a lo largo de todos los años de existencia.

Se llama 'Cassire' y al frente de esta innovadora consultoría de sexualidad están las especialistas Almudena Martínez y Montse Ibáñez. "Todo surgió cuando Montse y yo nos conocimos en un taller de bondage (uso de cuerdas para atar eróticamente a una persona vestida o desnuda) y la dos coincidimos en que existían muchas carencias. La técnica se impartía de forma correcta, pero echamos en falta partes esenciales de un taller de este tipo, como enseñar lo importante que es el respeto, la seguridad, el antes y después de la experiencia, porque se trata de una vivencia muy fuerte, y hay que dotarla de humanidad", recuerda Almudena.

Unieron esfuerzos, filosofías, intereses y finalmente impartieron su primer taller de ataduras eróticas. "Tuvimos mucho éxito y la gente nos empezó a pedir más y más... En España no hemos encontrado talleres como los nuestros, no existen. Todo lo que hemos visto tiene un halo de sordidez o se centra en las enfermedades. Nuestra idea es que las personas aprendan, pero que también se diviertan. Al fin y al cabo, el sexo debe ser placentero, pero sobre todo, divertido".

Los talleres

Hoy cuentan con tres líneas de talleres formativos: 'Aprende sobre ti' (sexualidad femenina, masaje erótico, fantasías...), con 'Cruza los límites' (Bondage) o la 'Hora del té', donde se realizan charlas sobre sexo y se puede preguntar cualquier duda, incluso las que nunca se atreve uno a preguntar o no sabe a quién.

Tanto por aprender y por poner en práctica, porque realmente ¿cuánta gente sabe lo que es un orgasmo? "Muchas y muchos piensan que practican el sexo como todo el mundo, como su vecina, y realmente no es así, hay mucho que explorar. Por ejemplo, si una mujer no es capaz de gestionar sus propios ritmos, sus propios orgasmos, su placer, cómo va a pedir a su pareja que lo haga", agrega.

Huyendo del morbo fácil, Cassire enseña a las mujeres a sacar el máximo partido de su sexualidad. "Ellas piensan qué es lo que hacen, cómo lo hacen y lo que disfrutan, es lo máximo que se puede conseguir. Porque los referentes exteriores sobre la sexualidad son sesgados e, incluso en ocasiones, perniciosos: tenemos desde las películas romanticonas hasta la pornografía, y algunas piensan que ir más allá en el sexo es hacer lo ven en las películas y no es así".

Talleres para mujeres, aunque también para hombres y, por qué no, algunos mixtos. "Aunque los más frecuentes son los dirigidos a ellas, los varones empiezan a demandarlos con mucha frecuencia. Descubren que el campo de la vida sexual se amplía. Un dato, la mayoría de los que han venido no quieren ni oír hablar de que el ano entre en su juego sexual, pero cuando aprenden y lo descubren cambian de opinión y reconocen que puede ser muy satisfactorio", detalla Martínez.

Sus clientes: mujeres, fundamentalmente, de entre 30 y 45 años, aunque también "las hay con 50 o 65 años. Cada vez nos encontramos con personas de más edad que bien quieren dar un giro a la vida sexual de su matrimonio o bien se han divorciado o se han quedado viudas o viudos y no se acuerdan de cómo ligar. Para ellos tenemos un taller de seducción, hay tantas cosas innatas que tenemos olvidadas o que desconocemos que existen y que nos ayudan a seducir, a ligar".

Aprender a seducir

Primera lección: "¿Cómo saber si me están seduciendo? "Cuando un hombre mantiene la mirada, directamente a los ojos, a una mujer, durante ocho segundos consecutivos es que está enamorado. Y si se acerca y posa su mano en partes de su cuerpo interiores (como el antebrazo interior) es que está interesado".

Una de las facetas de Cassire de la que sus directoras se sienten más orgullosas es la del coaching íntimo. "Muchos no quieren compartir sus dudas con los demás y por eso tenemos estas sesiones de 50 minutos de duración. Son personalizadas, privadas, enfocadas a que orienten su sexualidad y a que evolucionen desde un ámbito erótico y sexual. Se trata, en definitiva, de normalizar la sexualidad", insiste Almudena.

Parte de este rubor, del miedo, sigue siendo, según ella, demasiado frecuente aún entre la población española. "Todavía convivimos con muchos tabúes, falsos mitos, y machismo. También con muchos temores: si lo haré bien, si estaré a la altura... Pero poco a poco la gente se va abriendo a nuevas cosas, aunque queda mucho por hacer".

Hasta que 'el cuerpo aguante' y la demanda de ayuda persista, Almudena y Montse planean seguir 'abriendo' las mentes de quienes quieran evolucionar sexualmente. Ellas continuarán ampliando conocimientos para poder trasladarlos a la población. "En marzo viajo a Nueva York para asistir a un taller de masturbación, que imparte una experta estadounidense en este tema, espero que pueda aportar algo a nuestros clientes".

Foto: Montse Ibáñez y Almudena Martínez, fundadoras de Cassire durante una reunión. |El Mundo

Patricia Matey | Madrid

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex
Lunes, 27 de Febrero de 2012 10:14

La rentabilidad del erotismo

La polémica ha surgido en el seno de la prestigiosa London School of Economics. La doctora en Sociología Catherine Hakim, experta internacional en empleo femenino y políticas sociales y familiares, ha desarollado el concepto de "capital erótico".

Se refiere al poder del atractivo y la capacidad de seducción en distintos ámbitos de la vida, incluido el laboral. La idea es sencilla: igual que cuidamos nuestra formación y potenciamos nuestro capital intelectual y nuestra experiencia, podemos potenciar nuestro atractivo. Y si somos mujeres, más.

La idea ha soliviantado al feminismo más radical, que se ha echado encima de la autora de Honey money. The power of erotic capital, que en España acaba de publicar Debate con el título Capital erótico. El poder de fascinar a los demás.

"Mi libro ha provocado bastantes problemas entre las feministas radicales, incluidas algunas compañeras de la London School of Economics. Ellas están extendiendo, quizá sin proponérselo, ideas propias de un sistema patriarcal", explica Hakim.

Lo primero es definir el concepto de capital erótico. "Es una mezcla de belleza, atractivo sexual, cuidado de la imagen y aptitudes sociales, una amalgama de atractivo físico y social que hace que determinados hombres y mujeres resulten atractivos para todos los miembros de su sociedad, especialmente los del sexo opuesto". Esto se sumaría a nuestro capital humano

(estudios, formación y experiencia laboral) y al capital social, nuestra red de conocidos.

Para Hakim, resulta evidente que vivimos en un mundo tan cautivado por la belleza como incómodo con las ventajas que ésta brinda. "Sospechamos de la belleza porque la ética puritana siempre la ha presentado como un camino hacia el pecado; ha despreciado y trivializado la sensualidad, el placer y el ocio. Tenemos que abandonar esas ideas, porque la belleza y el capital erótico son más importante hoy de lo que lo eran en el pasado, y en el futuro serán más relevantes aún".

Uno de los capítulos del libro se refiere al valor comercial de este capital erótico. En los estudios que se citan en el ensayo, los hombres atractivos ganan un 17% más que los que no lo son; mientras que las mujeres atractivas ganan un 12% más respecto a las no atractivas. En cualquier caso, las 'guapas' ganarían un 5% menos que los 'guapos'.

El problema radica en que los hombres ganan sistemáticamente más por ser atractivos que las mujeres. La explicación es que "sospechamos de las mujeres guapas. De algún modo, permitimos que los hombres sean atractivos, pero la belleza femenina nos plantea más problemas para aceptarla".

La sociedad tiende a sosopechar de las bellezas excepcionales, pero en el caso de mujeres y hombres con una belleza media, invertir en su capital erótico (que no sólo es la apariencia, sino modales) puede resultar muy rentable.

En el libro se cuenta el caso de una chica que perdió su trabajo. Tenía un gran currículo, experiencia, estudios. "Todo eso estaba ahí, plasmado. Lo que hizo fue cuidar su aspecto. Adelgazar, ir a al peluquería, comprarse un buen traje. Ya tenía el capital intelectual y potenció el erótico. Lo que quiero decir es que en una crisis como ésta la competencia es muy intensa, y hay que rentabilizar todos nuestros capitales potenciales".

No somos hombres

Las actitudes están cambiando. Hace pocos años, muchas mujeres aún pensaban –y piensan aún– que tenían que parecerse a los hombres y actuar como hombres, incluso vestirse como los hombres para ser aceptadas por ellos. "Ahora hay muchas más mujeres profesionales y en puestos altos de gestión, y se acepta un estilo más femenino".

Catherine Hakim pone otro ejemplo: Helena Morrissey, CEO de Newton Investment Management, una de las grandes firmas financieras de Londres. "Es una mujer muy elegante, muy atractiva y muy femenina, que muestra el estatus que ella tiene. Y nunca lleva trajes: siempre va con vestidos con mucho estilo. Hoy, lucir unos tacones altos no es un problema para una alta directiva".

Si hablamos de relaciones laborales, otro de los temas que se plantean es el código de vestimenta. La aseguradora suiza USB dedica en un informe interno 43 páginas a este asunto. "Cuanto más internacional sea una empresa, más detallado será ese código. Pero quiero apuntar que muchas mujeres olvidan que la libertad de vestir como se quiere en la vida privada no significa que una deba vestir de la misma forma en el trabajo".

Demasiado sexy

Cita Hakim el caso de una mujer en Nueva York que demandó al banco que la había despedido por vestir demasiado sexy. "Al ver las fotografías, está claro que su vestimenta no es la apropiada. Iba literalmente enfundada en los vestidos. Los hombres no van enfundados en sus pantalones. La ropa que ella llevaba era claramente inadecuada".

Una vez que ha quedado claro que sacarle partido al capital erótico no tiene que ver con la longitud de escotes y faldas, Hakim insiste en la idea que plantea su libro: "Ser atractivo es tan importante como tener cualificación. Lo sorprendente es que esto resulte nuevo ahora, cuando es tan obvio. El concepto de capital erótico se ha reprimido, suprimido, y sobre todo, se ha despreciado restándole valor y estigmatizándolo".

Pero, si hacemos caso de lo que expone Catherine Hakim, hay que tener muy en cuenta el capital erótico sobre todo si se trabaja para la empresa privada. "El sector privado da más peso que el sector público al estilo, a la apariencia, porque está más relacionado con la imagen de fiabilidad. Una persona con buen aspecto transmite confianza".

La doctora Hakim cita un estudio realizado entre una promoción de abogados: los más atractivos acabaron en el sector privado, que les recompensa más el buen estilo con mejores sueldos". La modélica directoar del FMI Un caso de capital erótico bien utilizado es el de la directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde. "No es una belleza clásica, pero ha utilizado su capital erótico sumado a sus estudios, su experiencia y su gran cualificación profesional para avanzar en el mundo. La conocí en una conferencia en 'Financial Times': 'Women at the top'. Es una mujer muy bien vestida y bien peinada, que está en forma, que usa joyas muy escogidas y que tiene muchísmo encanto. Para mí está claro que utiliza de forma muy activa su capital erótico a la hora de trabajar". Con los políticos también ocurre. Los más atractivos tienen más oportunidades de éxito. "El hecho de que Barack Obama, que tiene un indudable carisma y una buena formación, sea alto, delgado, elegante en sus maneras y siempre bien vestido le fue de gran ayuda". Y si no se tiene ese capital erótico, lo más rentable es trabajarlo,según Hakim. "A Hillary Clinton, una mujer muy capaz que iba muy mal peinada, le hicieron un cambio de imagen que jugó a su favor".

Carmen Méndez

Foto; agendavecinal.blogspot.com

Informacion adicional

Publicado en World Crazy
Miércoles, 28 de Diciembre de 2011 13:21

¿Es posible un erotismo igualitario?

En su último libro, la feminista Sheila Jeffreys apunta contra la pornografía y la prostitución y las desnuda: detrás del placer masculino, señala, se esconde la subordinación de la mujer y la eterna oposición víctima-victimario.

Turbador. No hay palabra más adecuada para describir La industria de la vagina: la economía política de la comercialización global del sexo, un libro que –con un análisis desde la economía política– se atreve a cuestionar la cotidianidad sexual y erótica contemporánea. Sheila Jeffreys, reconocida militante del lesbianismo más radical, inglesa residente en Australia, profesora de la Universidad de Melbourne, describe algunas prácticas a las que nos hemos acostumbrado y que generan desazón. Pero el libro defiende, a la vez, una ética subyacente en la que las mujeres son víctimas y los hombres victimarios y lo hace con un fervor casi dogmático. Si bien este resulta su flanco cuestionable, hay que celebrar los datos que corren el velo de la "industria del entretenimiento": el uso de mujeres muy jóvenes, poco preparadas y pobres que quedan marcadas por prácticas sin retorno en una especie de sinfín de carne joven renovable.

Vale en este sentido la narración de Raffaela Anderson, una ex estrella porno europea, que describe el inicio de una actriz: "Tome a una joven sin experiencia, que no hable el idioma, que esté lejos de casa, durmiendo en un hotel o en un set. Sométala a una doble penetración, un puño en la vagina, más un puño en el ano, a veces en el mismo tiempo una mano en el culo, a veces dos. Luego usted recibirá una niña llorando, que orina sangre a causa de las lesiones". Dato corroborado desde otra perspectiva por la confesión de Rob Stallone, manager de Starworld Modeling, un negocio de pornografía y de acompañantes en los Estados Unidos: "¿Si una chica de entre 18 y 20 años se arruina la vida si hace esto? En el 90 % de los casos, sí. Ganan 1000 dólares por día y cuando dejan el negocio no tienen ni veinte centavos".

Y suelen no tenerlo porque necesitan drogas para soportar las grabaciones. Por ejemplo, la revista digital Adult Video News dedicó un artículo en el año 2005 a una película que superó el récord de doble penetración anal: de 17 a 18 minutos. Uno de los actores parece exultante por su logro –habría que ver si su compañera piensa igual– y agrega: "Esto es mejor que unas vacaciones en Camboya", en referencia a la facilidad con que se consiguen mujeres para todo entretenimiento en el país asiático. El mensaje es: no hace falta que vayas tan lejos, te lo damos todo en tu pantalla.

La investigación de Jeffreys sorprende con algunas cifras descomunales. La industria de la triple X mueve 97 mil millones de dólares a nivel mundial. En un país como China se estima que ejercen la prostitución entre 10 y 20 millones de mujeres y que el dinero que mueve el pago por sexo y las actividades vinculadas alcanzan el 8 % de la economía de ese país. Los diferentes capítulos navegan por varias regiones de las que ofrece datos, pero con una clara intensidad en Australia, Asia y los Estados Unidos.

Según la autora, el proceso de degradación femenina cuenta con una pátina de legitimidad, en parte como herencia del neoliberalismo. Criticar la prostitución parece fuera de época, incluso dentro del mismo movimiento feminista: muchas corrientes prefieren hablar de mujeres que desarrollan su propio trabajo de servicios y eligen libremente el oficio para mantener a su familia.

Así dejan de ser víctimas para convertirse en ciudadanas cuyas decisiones a nadie le compete cuestionar desde una mirada moral o de clase (de clase más alta, claro). Esto no resultaría errado si no fuera porque las mujeres que "eligen" el sexo como trabajo son –casi siempre– las marginadas de siempre.

Un informe de 2007 sobre el estado de la industria del sexo en Australia potencia esta intuición de que la prostituta no está calificada para otros ámbitos: señala, para beneficio de quienes quieren instalar un burdel, que el trabajo no requiere "capacitación laboral".

En una entrevista mantenida con Ñ, Jeffreys asegura que su mirada sobre el sexo no es victoriana pero que sí se preocupa por el daño que la pornografía y la prostitución ocasiona. "El hombre que compra porno usa esos daños para su propio placer", afirma sin medias tintas. Hasta aquí, se puede estar –o no– de acuerdo con la autora pero sus ideas alertan y llaman a la reflexión.

Pero en otro momento sus razonamientos se deslizan hacia un área más excluyente. Si algo queda claro en el libro, tanto subliminal como conscientemente, es que los varones somos –o tendemos a ser– malos. Uno de los capítulos del libro, "El matrimonio y la prostitución", establece lazos entre el rol de esposa y el de prostituta. Claro que existen hombres de países ricos que buscan mujer a medida –linda, sumisa, que sepa cocinar y planchar– y las importan directo a sus casas a través de agencias ad-hoc. Pero también es cierto que la pareja en Occidente ha vivido cambios igualitarios fundamentales. Jeffrey lo ve de otra manera.

-Las formas modernas del matrimonio occidental incluyen el elemento fundamental del matrimonio tradicional: las mujeres están bajo una gran presión para permitir que sus cuerpos sean usados para el placer sexual de los hombres. Ellas no pueden decir no fácilmente o elegir una forma de satisfacción sexual focalizada en el clítoris que es la fuente del placer femenino. Toda la industria del sexo, los consejos de especialistas y la autoridad del marido imponen sexo 'pene-vagina' a las mujeres casadas.

-¿No hay entonces posibilidad de encuentro sin subordinación?

-Es posible una erotización igualitaria en la relación heterosexual pero requiere de un enorme cambio: el modelo dominante acerca de lo que el sexo es y debe ser se basa en la subordinación erótica de las mujeres. Ahí está lo que supuestamente excita.

En este análisis, la militante lesbiana colisiona con la profesora universitaria, investigadora en temas de género y autora de varios libros. No se brindan encuestas, datos o estadísticas que tiendan a probar que el sexo "pene-vagina" sea una imposición masculina. Ni que los varones no estemos preparados ni disfrutemos de otras formas de genitalidad. Es una extrapolación que a nivel de investigación social no condice con la seriedad de las cifras y de los procesos que sí avalan su descripción de la industria de la vagina comercial, la de la prostitución, los shows eróticos, el porno.

A medida que pasan los capítulos, el lector enfrenta una duda sobre si Jeffreys no siente ajenidad frente a la idea de la seducción como juego, del mirar, del conquistar, de sentirse atraída por el otro más allá de los géneros, como si la igualdad debiera ser el fundamento de una eroticidad biológica que quizá nos sea extraña. Este tema no es nuevo para ella: ha publicado otra investigación Belleza y misoginia (Beauty and misogyny, no traducida al español) en la que plantea la presión para que la mujer genere una estética sólo en función del hombre.

Su respuesta despeja algunas dudas: "Como lesbiana, la coquetería no es algo que haya practicado, incluso cuando fui heterosexual. Pero hasta los 25 años, antes de militar en el feminismo, usé maquillaje y realizaba prácticas de belleza. A los 29, elegí ser lesbiana y a mi entender en la comunidad feminista lesbiana la coquetería es algo casi imposible de imaginar. Requiere una inequidad en la que el integrante desigual de la pareja busca atraer la atención del poderoso con el único atractivo que tiene: sus recursos físicos. Los hombres no necesitan ostentar su cuerpo medio desnudo, maquillarse o utilizar tacos altos. Pueden correr, caminar y vivir confortablemente con ropas cómodas. Ese es el privilegio del poder".

Imágenes PORNO. Show en el Festival de Cine Erótico de Barcelona.

POR DANIEL ULANOVSKY SACK

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex

LIMA (EFE).

El escritor peruano Mario Vargas Llosa defiende el misterio del erotismo frente a la exposición a la que se le somete con la "supuesta liberación del sexo", un tema que desarrolla en su ensayo "La civilización del espectáculo", que se publicará en 2012.

"Hacer el amor en nuestros días, en el mundo occidental, está más cerca de la pornografía que del erotismo y paradójicamente ello ha resultado como una deriva degradada y perversa de la libertad", señaló Vargas Llosa al leer hoy el capítulo "La desaparición del erotismo".

El Nobel de Literatura de 2010 ofreció un adelanto de su nueva obra tras recibir el Doctorado Honoris Causa de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, el primer reconocimiento que esta casa de estudio limeña especializada en medicina otorga a un personaje que no pertenece al área de la salud.

En el capítulo, que confesó es el más corto de su ensayo, Vargas Llosa remarca que la divulgación de los misterios del erotismo significa un "retroceso" que puede degradar el sexo a "lo puramente instintivo y animal".

"Si queremos que el amor físico contribuya a enriquecer la vida de las gentes liberémoslo de los prejuicios, pero no de las formas ni de los ritos que lo embellecen y civilizan", apunta.

El escritor puso de ejemplo de lo público que se está volviendo la sexualidad a la campaña dirigida a los jóvenes españoles, denominada "El placer está en tus manos", que promueve talleres de masturbación.

Para el escritor, el objetivo de esa campaña es válido si logra combatir prejuicios, pero no si empobrece el acto sexual y lo vuelve un ejercicio puramente físico, "desprovisto de sensibilidad y emoción".

"Con sexo público, sano y normal la vida se volvería mas aburrida, mediocre y violenta de lo que es", manifiesta.

El autor de "La guerra del fin del mundo" también estima que las futuras generaciones pueden desilusionarse del sexo al banalizarlo y llegar a perder su misterio, pasión, fantasía y creatividad.

"No es abusivo decir que el erotismo representa un momento elevado de la civilización y que es uno de sus componentes determinantes", enfatiza.

Vargas Llosa también revisa en su próximo ensayo la forma en que la cultura ha ido "afectando, impregnando y modelando determinadas actividades como el quehacer artístico, literario, la vida política y también la vida erótica".

El escritor, que ha vuelto a Perú para pasar las fiestas de fin de año, estuvo acompañado durante la ceremonia por su esposa Patricia, su hijo Álvaro y el escritor Alonso Cueto, entre otros personajes.

Foto: VARGAS LLOSA RECIBE TÍTULO HONORIS CAUSA

Mario Vargas Llosa es asediado por el público para firmar sus obras luego de recibir el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), entregado "por ser un ilustre peruano, reconocido internacionalmente como uno de los novelistas y ensayistas contemporáneos más universales, periodista y crítico literario, además de ser un luchador incondicional por la libertad del ser humano". EFE/Paul Vallejos

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex

La cantante acaparó todas las miradas en los American Music Awards 2011.

El Teatro Nokia de Los Ángeles ha acogido la entrega de los American Music Awards, los premios de la música americana en los que cada año los fans pueden votar por sus artistas favoritos para obtener este galardón.

En la alfombra roja, y como viene siendo habitual, hemos visto una auténtica lucha de bellezas del mundo de la música y la televisión que han lucido sus mejores galas.

Ya en el interior hemos podido ver numerosas actuaciones musicales entre las que destaca el provocativo número de Jennifer López con Pitbull. Todo ello en presencia de su ex marido, Marc Anthony, que también acudió a la gala.

Una notable ausencia ha sido la de la cantante británica Adele, que partía con el mayor número de nominaciones, por motivos de salud.

Taylor Swift, Nicki Minaj, Katy Perry, Beyoncé y Jennifer López estuvieron entre las estrellas femeninas que recogieron premios sobre el escenario.

Foto Gtres

Redacción MujerdeElite

Informacion adicional

Publicado en Erotismo
Miércoles, 07 de Diciembre de 2011 13:53

Libro recorre el erotismo de las artes en México

"Erotismo de primera mano. Artes plásticas y visuales en México (siglos XX y XXI)", de Ingrid Suckaer, será presentado esta tarde en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada.

Un recorrido crítico del arte erótico mexicano que abarca de Julio Ruelas (1870-1907) a Teresa Margolles (1963), ofrece el libro "Erotismo de primera mano. Artes plásticas y visuales en México (siglos XX y XXI)", de Ingrid Suckaer.

En el volumen, que será presentado esta tarde en la Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, la curadora e historiadora, reconocida como una de las más destacadas biógrafas del pintor Rufino Tamayo, hace una revisión teórica del erotismo e incluye el pensamiento de Georges Bataille y lo que él llama la sexualidad profunda (sangre, crimen y violencia).

También explora las manifestaciones sagradas, cuyo estadio superior es el misticismo.

En este recorrido histórico y visual, se revisa el trabajo de Saturnino Herrán, Angel Zárraga, Tina Modotti, Rufino Tamayo, Mathias Goeritz, Vlady, José Luis Cuevas, Xavier Guzmán, Nahúm B. Zenil, Maribel Portela, Héctor Falcón, Daniel Lezama, Katia Tirado, Marcos Kurtycz, Enrique Jesik, entre otros.

En esta obra, Ingrid Sukaer nos habla de los artistas que han sido detonantes para las prácticas de censura instrumentadas, desde las instituciones gubernamentales o privadas, así como de aquellos que han caído en la autocensura por motivos sociales y religiosos.

También afirma que el arte actual vive un momento de gloria, ya que la posmodernidad ha permitido que lo corpóreo no se circunscriba únicamente en lo heterosexual, sino que abarque expresiones que incluyen la diversidad (homosexuales, lésbicas, bisexuales, transexuales, transgénero, hermafroditas, travestis, intersexuales o drag queen).

La obra del artista plástico Francisco Toledo es considerada por Suckaer como la cúspide del arte erótico en México. "El erotismo despliega los códigos íntimos del ser y se acopla con la otredad; involucra la conciencia y la corporeidad en un acto de creatividad de diferentes rangos; ritualidad, espiritualidad de bajo y muy alto umbral".

También nos habla de artistas contemporáneos que exploran el tema de una manera sutil y diversa, como Teresa Margolles, de quien revisa la pieza titulada "Lengua". en donde trata el erotismo marginal y evidencia la fragilidad de la vida.

La autora considera que "El arte contemporáneo, ha dejado de lado lo ontológico, no le interesa sumergirse en las profundidades del ser; no más culpa".

Asimismo, añade "la erótica en el arte está en crisis a causa de la irrupción de la obscenidad, una posible explicación es que lo corpóreo se sometió a la ideología del mercado al grado que en cierta forma eclipsó la natural transgresión del arte".

El libro editado por Praxis con el apoyo del FONCA, es el resultado de una exhaustiva investigación que abarcó la revisión de colecciones públicas y privadas en México y el extranjero y que significó un proceso complejo cuyo resultado completo es un escrito de 180 cuartillas, del cual sólo se presenta una parte en este libro.

Al referirse al volumen, el crítico de arte Jorge Alberto Manrique afirma "un estudio importante pues se trata de un examen global del erotismo con una cuidadosa selección de textos, autores y artistas. La mochería en la historia mexicana es tan grande que 'Erotismo de Primera Mano' es un ensayo valiente".

rqm

Obra. Ingrid Sukaer habla de los artistas que han sido detonantes para las prácticas de censura instrumentadas, desde las instituciones gubernamentales o privadas.

(Foto: Archivo)

MÉXICO | Notimex | El Universal

Informacion adicional

Publicado en Mundo Sex
Sábado, 22 de Octubre de 2011 15:17

Erotismo hecho a los bifes. Carne.

A dúo con Intimidades de una cualquiera, film indudablemente menor dentro de la obra del binomio, Carne inaugura la colección dignamente llamada "Isabel Sarli, diosa nacional", que el sello Video Digital comenzó a lanzar hace unos días.

VIDEO › CARNE, CLASICO NACIONAL DE ARMANDO BO, CON ISABEL SARLI.

Por Horacio Bernades

"¡Canalla!, ¿qué pretende usted de mí?", le pregunta la morocha de tailleur Jaumandreu al tipo que antes de eso la violó dos veces y se le viene al humo por tercera vez. La frase es, por derecho propio, la más mítica en la historia entera del cine argentino, pero ciertamente no la única memorable de Carne. Más tarde, cuando se cruce con su novio Víctor Bo, a quien acaban de rajar a cuchillo, la Sarli le preguntará, señalándole la panza como al descuido, "¿Y esto?", como si en lugar de sangre la mancha fuera de birome. Como corresponde, Carne inaugura la colección dignamente llamada Isabel Sarli, diosa nacional, que el sello Video Digital comenzó a lanzar hace unos días. Lo hace a dúo con Intimidades de una cualquiera, film indudablemente menor dentro de la obra del binomio, pero nunca del todo carente de los habituales shocks de desconcierto que la pareja proveía como nadie. Para el mes próximo se anuncia un nuevo tándem, integrado por otra de sus cimas (Fiebre) y otro film menor pero de ningún modo descartable (La tentación desnuda). Y es sólo el comienzo.

"Sarli & Bo, hecho maldito del cine burgués", podría haber poetizado un John William Cooke cinematográfico, viendo los sacudones que el cine de la pareja produjo durante décadas a la corrección fílmica nacional. Versión criolla de Sternberg & Dietrich, Sarli & Bo fueron una pareja tan ilegal en términos de moral convencional como de buenas maneras estéticas. Formado a los trompazos –no sólo en los rings, por donde pasó, antes de comenzar a lucir sus músculos en la pantalla, a fines de los años '30–, desde el momento que se puso detrás de una cámara (fines de los '50) para hacer rendir la voluptuosidad de su compañera, a Bo le importó poco lo que los manuales de cine prescribían. El, que desde una década atrás venía produciendo algunas de las películas más populares y rendidoras del cine argentino (Pelota de trapo, El hijo del crack, Adiós muchachos), sabía lo que había que hacer. Había que desnudar a esa morocha argentina, ex Miss sin la menor experiencia en actuación, sumergirla en algún lecho de agua (aprovechando que la chica sí sabía nadar), ponerle un jabón en la mano y hacer que se lo refregara como si fuera algo bien distinto de un jabón.

Lo demás –el estilo, el verosímil, la gramática– era una terra incognita que debía conquistarse, del modo en que hombres embrutecidos conquistan a la Sarli en estas ficciones: por la fuerza y sin miramientos. Al ubicar la acción en un frigorífico, instalando el desbordante cuerpo de la Sarli entre cortes vacunos, Carne plantea la definitiva erótica nacional, en términos de crudeza total. Literalmente dicho. "Carne sobre carne", se ilumina el reiterado violador (a quien sus compañeros llaman El Macho), tras tumbar a la Coca (Delicia es el nombre del personaje) sobre una res. ¿Y qué decir del cartel de "Carne en tránsito", al que la cámara le dedica un plano detalle, sobre la carrocería del camión que transporta a "la ternera más linda y más jugosa"? En medio de la serie de violaciones, del llanto, de los ruegos y retorcimientos de Delicia, aparece Juan Carlos Altavista y hace de Minguito. Se baja, sube un ruso y canta en su idioma, antes de violarla. Atrás viene Vicente Rubino y se entrega a un numerito como de La tuerca. Después, vuelta a la tragedia, el tango, la sangre. A nadie que no fuera Armando Bo se le hubiera ocurrido jamás algo así.

Informacion adicional

Publicado en Erotismo
Sábado, 15 de Octubre de 2011 14:00

El hijo del sol que retrata la belleza

Tras cada click de su último juguete fotográfico (una espectacular Sinar Hy6 de 31 millones de pixeles), inicia el ciclo mágico que convierte a cualquiera de sus modelos en verdaderas diosas de la belleza, la sensualidad, el misterio y el erotismo, cualidades que le son adjetivos a su trabajo como fotógrafo de modas.

Pero volvamos a la pintura que adorna la pared principal de su estudio, puesto que en ella, como si se tratara del espejo de Dorian Gray, se revelan muchas de las referencias próximas que han construido la estética y el sentido artístico de Zuan, pues esta obra es herencia de su padre (q.e.p.d.), el destacado pintor santandereano Ruben Carreño, que con sus temáticas del mundo cotidiano de las calles de la ciudad retrató a su manera el universo invisible de la aplacible villa de Bucaramanga de los años setenta. "De hecho, yo me crie en el bohemio mundo del arte, pues mi madre, Alma Monsalve, que también es pintora, nos hacía partícipes activos de ese contertulio del que hacían parte los artistas de la que sin duda fue la década más agitada del arte santandereano. Aunque no me atrajo la pintura como forma de expresión propia, no hay duda de que ese ambiente contribuyó en máximo grado a definir las tendencias artísticas de toda mi familia, pues, de hecho, mis hermanos todos tienen relación con el arte: Leonardo es cineasta e Irene es bailarina".

La conquista de un nombre

Alcanzar los niveles de reconocimiento en el mundo altamente competitivo de la fotografía de moda o "style", como prefiere llamarla Zuan, no fue una tarea fácil, y exigió no solo una total claridad en sus objetivos, una preparación sin tiempos para dar la batalla a una jauría de expertos y un empuje para vencer la difícil condición que impone el logo de provinciano en un espacio tan apretado donde todos se conocen, se odian, poco se admiran entre sí y se compite hasta con los más viles argumentos, pues ese es el espacio de trabajo en el micromundo de la moda en Bogotá.

Zuan rememora entonces la mañana en que decidió dar el salto y tocar las puertas de la capital: "Mi hermano me comentó de un convocatoria para fotógrafos que hacía una agencia publicitaria en Bogotá. Llegué con mi portafolio, muy modesto, si se compara con lo que hoy puedo mostrar en él; me senté a esperar que me tocara el turno y, mientras, oía el petulante exhibicionismo de otros aspirantes. Cuando me llamaron, el editor miró mi trabajo y sin preámbulos lo elogió, lo puso sobre su escritorio, me miró de pies a cabeza y me dijo "bueno, francesito, el trabajo es tuyo". Claro, una pequeña confusión, pues probablemente se le voló la imaginación debido a que por mi estilo, mi piel blanca, mis ojos verdes y mi nombre, creyó que estaba frente a un extranjero, y vaya sorpresa al enterarse de que, desde mi nombre, que en lenguaje muisca significa 'hijo del Sol', era un chibcha bien criollito".

Cuatro años han pasado desde entonces y la carrera fotográfica de Zuan no ha parado en su ascenso. Trabajos para campañas de talla internacional, como la de "Colombia, el riesgo es que quieras quedarte"; "Las Monas del Mundial", para Caracol Televisión; "Bogotá es Mundial"; "Mis Bellas. Com"; Guillette, Cerveza Póker, Arturo Calle, la campaña "SoBe" para Pepsi Centroamérica, Banco de Bogotá y Minicromos, entre un centenar de destacadas campañas.

Retratar es pasión

A pesar del desborde de tecnología que se aprecia en el estudio del artista, tras las gigantescas luces del flash, fondos, reflectores, trípodes y cámaras, los momentos de producción se suceden en un ambiente que emana tranquilidad, como la que refleja el propio artista, característica que dista mucho de ser propia de los que ejercen este trabajo. Dos auxiliares, una modelo que posa desnuda y el fotógrafo que le gasta más tiempo a conversar con ella y a emanarle tranquilidad que al acto mismo de tomar la foto; el resultado, una serie de retratos para elevar los espíritus hasta las fronteras entre la sensualidad y el erotismo en las páginas de Soho.

"Creo que una fotografía no se mide con números, ni con la fama del fotógrafo o la modelo; es algo muy sencillo: si inspira, si hace sentir algo, si se graba en el cerebro como un recuerdo inolvidable, es una buena foto. Creo que si se dispara con el corazón, estamos predestinados a captar ciertas imágenes; creo que la vida tiene magia, y mi objetivo como fotógrafo es captarla".

Palabras de adorno, creo que no lo son y, de hecho, la anécdota que cuenta de lo que le sucedió en desarrollo de la producción fotográfica realizada en el parque Tayrona con diez de las mujeres más bellas de Colombia para el Minicromos lo dice todo: "Estaba fotografiando a la que sería la actual Señorita Colombia, y quise hacerle un retrato bajo el agua mientras nadaba. Con un protector acuático, me sumergí con ella y empecé a hacerle las fotos. Cuando terminé, salí a la playa a revisar las fotos y, vaya sorpresa, por un descuido en el cierre, el agua se había filtrado y la cámara de varios miles de dólares había quedado convertida en un curioso pisapapeles. No obstante, la preocupación no era tanto por el equipo, como por haberme tirado las fotos. Por fortuna, pude salvar la memoria, y las imágenes se salvaron. Al reflexionar sobre el hecho, me di cuenta de que mi verdadero motor superaba el hecho de la pérdida del equipo, y que era la pasión por hacer esa foto la que realmente me movía".

"... Creyó que estaba frente a un extranjero, y vaya sorpresa al enterarse de que, desde mi nombre, que en lenguaje muisca significa 'hijo del Sol', era un chibcha bien criollito".

Un bello óleo de gran formato en el que se dibujan las figuras encorvadas de tres chiquillos jugando con sus canicas de cristal, enmarca el espacio vital donde el fotógrafo santandereano Zuan Carreño convierte en imágenes la belleza de sus modelos.

Publicada por: MAURICIO OLAYA CORZO

(Foto: Suministrada /VANGUARDIA LIBERAL)

Informacion adicional

Publicado en Erotismo
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>
Pág. 1 de 3