Martes, Septiembre 26, 2017
Noticias Salud Sexual La experiencia del “orgasmo simultáneo”
Martes, 06 de Diciembre de 2011 18:07

La experiencia del “orgasmo simultáneo”

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

Dr. José Roberto Lizama, Sexólogo y terapeuta sexual.

Mucho he escuchado sobre lo que ambicionan muchas parejas en la actualidad cuando se refieren y hablan del "orgasmo simultáneo". Parece que para ellos es alcanzar una virtud o estado de iluminación erótica reservada para pocos. Odio hacerles esto, pero no "creo que eso sea todo", ni "creo que eso es así". Entonces, para serles claro, la situación está embebida de prejuicios e ignorancia, tanto como de romance y apremiante curiosidad.

Los que adoran la experiencia afirman que es "conquistar el monte Everest erótico". La coincidencia e integración perfecta de la comunicación y reflejos eróticos. Es el momento máximo multiplicado por dos, ya que es compartido. Entrar en un delirio erótico acompañado. Donde el placer de la experiencia se mezcla con el placer de ver lo que pasa en la humanidad del otro. Para algunos, es como compartir y gozar, a dúo, la descarga de la energía erótica. POESÍA, ROMANCE Y FANTASÍA. Y... ¡está bien! ¿Por qué no?

Pero, como no podemos quedarnos con solo una parte del argumento, veamos donde la cosa deja de ser tan idílica. Por coincidir en tener relaciones sexuales, no nos vamos a excitar a la misma velocidad e intensidad. Es decir, mientras uno puede estar al punto superior de su gozo, la otra persona va a otro nivel. Luego viene lo difícil, la administración individual de esta carga y energía erótica, de forma que su desagüe y liberación sean oportunos y gratas, para quien protagoniza el acto y para su pareja.

Algunas parejas logran el orgasmo simultáneo, a expensas de sacrificar el grado de plenitud que la experiencia erótica les debió brindar. Poniéndolo en otra perspectiva, nos podemos llenar hasta eructar, con frutas o con carnes.

Pero la experiencia de plenitud será desigual, según lo ingerido. Lo que para unos es suficiente, para la otra persona, una ambigua sensación. En la mujer, si ella se sacia con una cantidad de orgasmos, la aparición de uno solo en su cuenta y el su pareja le puede hacer sentirse engañada. Es que con eso terminó el coito. Tomemos en cuenta que el orgasmo simultáneo marcará una oportunidad de placer de ellas, pero para él, el fin de esa sesión de amor.

Existe otra situación, que se aplica más al género masculino. En el hombre está asumida la habilidad para administrar, regular, inhibir o detener su excitabilidad. Para algunos, la carga adicional o responsabilidad que les significa esa "prueba de versatilidad" –que para muchos pasa a ser "una verdadera prueba de virilidad"–, les puede provocar tal tensión que empaña la experiencia erótica, y la sabotea. Algunos caballeros me han dicho que al ceder ante esta pretensión de su pareja es cuando más rápido han terminado o eyaculado. Episodio de eyaculación precoz por festín sexual; mal, malo, pésimo.

En conclusión, el significado místico del "orgasmo simultáneo" no es la apertura de los cielos del placer. Eso es mentira. Podrá ser un dichoso encuentro de deseos, excitación, y orgasmos. Pero ello no debe desplazar el ímpetu del gozo de uno por lo que uno siente, y de la entrega que hace uno hacia el otro y por el otro, y viceversa. Así es que no nos perdamos en otros conceptos, visión y misión que no sea disfrutar de la pasión haciendo el amor, amando y siendo amados. Buen provecho.

Escrito por GN3

Informacion adicional

Login to post comments