Miércoles, Junio 28, 2017
Noticias Tendencia Sexual 'Damos' de compañía (prostitutos sólo para mujeres)
Viernes, 09 de Diciembre de 2011 18:05

'Damos' de compañía (prostitutos sólo para mujeres)

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(2 votos)

¿Sabías acerca de los freelancers sexuales? La prostitución masculina o los popularmente conocidos como 'Damos de compañía' son normalmente universitarios que asumen este oficio ocasionalmente.

"Tú estás muy guapo. Me siento muy bien contigo. Pero no hay nadie mejor que mi esposo", le dijo una clienta al freelancer sexual. (Foto: Thinkstock)

Si bien lo común es justificar la subordinación femenina con respecto a la satisfacción del varón, como premisa del oficio más antiguo del mundo, de todos modos nunca hay que perder la capacidad de asombro. La prostitución masculina tiene otro factor por establecer en los estudios contemporáneos: la pregunta por cómo disimular, bajo la excusa del pago, la naturaleza de la pulsión cuya desublimación se remunera. Los arsenos, partenaires o arsenokoites, que han sido los nombre que han tenido desde siempre los hombres prostitutos, aunque asociados a intercambios homosexuales, ahora se hacen llamar escorts o freelancers sexuales.

"Nuestra agencia trabaja con un sistema que le permite a las interesadas tener servicios con chicos de excelente nivel, pues todos y cada uno de ellos estudian y/o trabajan, lo que mejora el nivel de acompañantes, clase y seguridad", comenta Xiomara, una mujer de cincuenta y tantos años, que desde hace 10 empezó con la agencia, primero atiendiendo los pedidos de hombres que buscaban mujeres, y que se seleccionaban de gimnasios y bares. Xiomara es quien atiende el teléfono de las agencias de acompañantes, desde una oficina del tercer piso de un viejo edificio al norte de Bogotá.

"Les recomendamos a todas nuestras clientas que nos consulten sobre cuáles son sus deseos y expectativas, para así poderles recomendar a la persona que más se acomode a lo que cada quien busca". Según Xiomara, el catálogo de su agencia se ha ampliado a 22 hombres, de los que 9 atienden servicios sólo para mujeres. Hace un año, contaba apenas con 14 hombres entre 22 y 31 años. Los otros 11, no ponen trabas para encuentros sexuales con parejas, en los que tienen que estar también con el hombre.

"¿Por qué razón una mujer contrata un servicio de escorts? Creo que habría muchas razones distintas a una necesidad sexual. Una de muchas que he podido ver es tiempo y necesidad de conservar una imagen, de conservar su intimidad, pero teniendo la suficiente madurez mental de buscar lo que se quiere. Es una manera de decirse a sí mismas 'quiero tener a alguien con quién hablar, y de pronto pasar a mayores', estoy segura".

"Son mujeres atractivas, elegantes, personas muy especiales, encantadoras, dulces y suaves —cuenta Andrés, quien dejó Mercadeo en sexto semestre, según cuenta y trabajaba en bares. A veces lo contratataban como modelo para entregar cigarrillos gratis, pero no precisa cuánto tiempo lleva en este negocio. - ¡como dos meses!, dice—. Podrían conquistar a cualquier hombre. Son mujeres que toman una decisión. Que van a hacer algo y lo pueden conservar en la intimidad. Siguen manteniendo su imagen con todo el mundo, pero hacen las cosas que quieren hacer".

Las agencias de acompañantes prestan un servicio con unas condiciones establecidas para atender de una forma rápida, amable, confiable y segura. Primero, hay que programar una cita enviando un e–mail o se llama a un número celular. Siempre se atienden en hoteles o apartahoteles. Aunque cada acompañante tiene condiciones de servicio diferentes, las tarifas oscilan desde los $250.000 el lapso del acompañamiento, no mayor de dos horas.

"No creo que las mujeres con las que yo he estado lo que buscan conmigo les falte en sus casas. Porque no lo he sentido así —confirma los procedimientos, Andrés—. Uno podría pensar que esta señora tiene un marido que no la puede entender, comprender, o que es un hombre anciano que no la puede satisfacer. Y, pues no es eso. No siento que les falte hombre, yo no siento que tengan carencias sexuales. Siento que quieren probar, aventurar, incluso, porque, me he enterado, que en ese día están añorando o extrañando lo que tienen en su casa, pero por la ciudad en donde se encuentran no lo pueden tener".

Mercado de carne

Las sexólogas más liberales piensan que aunque haya rasgos más comunes en las mujeres (vincular amor y sexo, importancia dada a las caricias) y en los hombres (más iniciativa en el terreno sexual, más genitalidad, no necesariamente con amor) eso no quiere decir que a todas las mujeres les guste ese tipo de sexualidad. Ni que a todos los hombres les guste lo mismo. Ni tampoco que esos rasgos comunes deban mantenerse siempre así.

Delatado en la blogosfera

Quizá el escort más célebre del último tiempo sea James Guckert, que fue acreditado como periodista por George W. Bush, hace un par de años. En la Casa Blanca se le conocía como Jeff Gannon, corresponsal del Talon News, un web site de ideología ultraconservadora que resultó tener vínculos republicanos, y que servía en las conferencias de prensa para hacerle preguntas suaves a Bush. Los blogers se encargaron de revelar que Jeff Gannon, tan "republicanamente correcto" era escort.

Según Americablog.org, antes de realizar un curso de dos días que le facultó para ser periodista en la Casa Blanca, Gannon se dedicaba a la prostitución masculina cobrando 200 dólares la hora, ó 1.200 dólares por un fin de semana, a través de páginas de escorts por Internet.

De jineteros y jamaiquinos

De mujeres en busca de hombres corre la leyenda sexual del Caribe. Aunque a nadie le consta, los turistas de playa y ciberespacio cuentan crónicas casi notariales del universo urbano de los varietés, los clubes swingers, los sitios de ligue inmediato, la oferta motelera, los anuncios de sexo en Internet y otras cuantas. Lo que se dice es que en Cuba a los llamados 'jineteros' vienen a cabalgarlos desde Europa e, incluso, de Suramérica; mientras las norteamericanas, ante el veto, llegan directamente a Jamaica y Bahamas.

—Como nadie da fe, sino solamente se dice, queda el registro del reggae Another level de Bounty Killer, el Dj jamaiquino del dancehall, y Baba Cham, en el que se protesta por la venta de la sexualidad negra masculina a las turistas blancas. Otra trovador del caribe inglés, Pat Rahming, en su canción Package Deal parece dar cuenta de la participación sexual masculina en el ámbito turístico de Bahamas.

Informacion adicional

Login to post comments