Domingo, Octubre 22, 2017
Noticias Tendencia Sexual ¿Cómo recuperar la pasión?
Jueves, 12 de Enero de 2012 17:38

¿Cómo recuperar la pasión?

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(2 votos)

La estabilidad lleva a la rutina y se pierde el erotismo. Los consejos para que regrese.

Una y otra vez escucho en la consulta que el matrimonio mata la pasión. ¿Qué sucede? En una relación estable o con una pareja comprometida buscamos sentir seguridad, estabilidad y continuidad. Buscamos sentirnos anclados. Pero la pasión, lejos de nutrirse de la estabilidad, lo hace de lo desconocido, lo novedoso, de la sorpresa e incluso de la inseguridad.

Gran paradoja: mientras que el amor surge en un ambiente de reciprocidad, de protección y de mutualidad, son estos mismos elementos los que pueden inhibir el deseo. Tal como dice Esther Perel, el amor y el deseo, son dos necesidades fundamentalmente distintas. El deseo está alimentado por lo desconocido y lo desconocido nos da un poco de ansiedad. Esa ansiedad no la queremos en el mismo lugar donde queremos paz y estabilidad. Estamos dispuestos a tenerla fuera de la pareja o al principio de la relación, pero no en la pareja comprometida. Parte de lo que anula el deseo es la desunión, que existe en una misma persona, entre el erotismo y lo rutinario.

Creo que el gran desafío es poder conciliar estos aspectos. Para ello es importante no confundir la intimidad, con control y fusión. El deseo para poder mantenerse, necesita espacio, asi como el fuego necesita aire y muchas parejas hoy no se dejan suficiente aire el uno al otro, no respetan las individualidades.

Cuando le pregunto a mis pacientes cuándo sienten atracción hacia sus parejas, me dicen: "Cuando toca su instrumento musical", "cuando veo como la miran en una fiesta" "cuando lo miro jugando al tenis". Es claro que el deseo aparece cuando vemos al otro con distancia, esta persona que nos es tan familiar de repente nos resulta un desconocido. El deseo se alimenta por curiosidad, anticipación e imaginación.

Algunas de las tantas preguntas que me hacen en la consulta:

Alejandra, 36 años: toda mi rutina sexual cambió con la llegada de mis hijos.

Con los hijos todo puede empeorar, porque ellos reciben toda nuestra energía. Por eso hay que saber tomarse un tiempo para estar solos de vez en cuando, no ver la tele y charlar, salir, ir a bailar, o irse lejos un fin de semana largo, o bien cerrar la puerta de la habitación. Lo importante es darse cuenta de que el sexo no es obligatorio, sino que se puede estar el uno con el otro sin hablar de tareas ni de responsabilidades.

Marina, 32 años: Trabajo mucho y ya no tengo ganas de hacer el amor, ¿cómo puedo reconectarme con mi pareja y que no me deje por otra?

Creo que lo primero es cambiar esa afirmación de tu cabeza. En lugar de decir: "Yo no tengo ganas", preguntate: "¿Qué podría hacer para sentirme más sexy y sexual?, ¿qué me ayudaría para llegar a un estado de deseo?". Podría ser tomar algo o darte un baño, caminar un rato, descansar, escuchar música, leer algo erótico o recordar momentos eróticos. Lo importante es entrar en un ánimo más relajado en el que puedas reconectarte con tu erotismo. Además, te sugiero hablarlo con tu pareja, y pedile que te ayude a reavivar el deseo. Se sentirá incluido e importante, y no rechazado. Además, sabrá que vos también extrañas el sexo.

Quejarse del aburrimiento sexual es fácil y habitual. Alimentar al erotismo en una relación estable, es un acto de valiente desafío.

Lic. Diana M. Resnicoff

Psicóloga clínica. Sexóloga clínica

TE: (54-11)4831-2910

E-mail: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Página Web: www.e-sexualidad.com

Informacion adicional

Login to post comments