Jueves, Noviembre 23, 2017
Noticias Tendencia Sexual Erotismo en el agua
Domingo, 25 de Agosto de 2013 03:00

Erotismo en el agua

por  Luca
 
Vota este articulo
(0 votos)

Es lógico que en verano los cuerpos con poca ropa, el calor, el roce de dos cuerpos semidesnudos y el sentido de la vista hagan furor en nuestra imaginación, y si tenemos en cuenta que la imaginación es el más potente de todos los afrodisíacos, pues tendríamos el cóctel perfecto para que el deseo y la excitación hagan acto de presencia.

¿Alguna vez hemos pensado lo excitante que puede ser mantener contactos sexuales en lugares diferentes a los que habitualmente usamos para nuestras relaciones? Seguro que más de uno y más de una sí, pero ¿se lo hemos contado o propuesto a nuestra pareja?

Probablemente menos de lo que lo hayamos pensado, por pudor o porque creemos que nos dirá que no. Y es probable que fuese así, pero cabe la posibillidad de que nuestra pareja nos sorprenda y nos diga "yo también lo había pensado”.

Es lógico que en verano los cuerpos con poca ropa, el calor, el roce de dos cuerpos semidesnudos y el sentido de la vista hagan furor en nuestra imaginación, y si tenemos en cuenta que la inaginación es el más potente de todos los afrodisiacos, pues tendríamos el cóctel perfecto para que el deseo y la excitación hagan acto de presencia.

Nuestra piel desnuda nos puede facilitar la ocasión de disfrutar de la caricia, del roce, del tacto, debido a que a veces la piel es menos disfrutada de lo que ella misma nos puede ofrecer (todo nuestro cuerpo es una fuente de placer).

El agua del mar o de una piscina nos puede ofrecer nuevas experiencias, nuevas sensaciones, juegos, pero no debemos obviar que aquí también debemos ser precavidos, y no sólo con no ser vistos por los demás, sino con el contagio de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. El uso del preservativo en el agua es el compañero necesario para disfrutar del sexo sin riesgo alguno -si la pareja no es estable, no estamos seguros de que pueda existir riesgo o no deseamos un embarazo-.

Se deben tener algunas precauciones al usarlo, pero nada tan complicado como para no disfrutar del erotismo del agua o desarrollar conductas sexuales que puedan suponer un riesgo para la salud. Es recomendable poner el preservativo fuera del agua y usar un lubricante de base acuosa para potenciar la lubricación vaginal, lejos de lo que podemos pensar que el agua hará que la vagina este más húmeda y facilita la inserción del pene; nada que ver esto con la lubricación. Teniendo esto en cuenta, si queremos y si deseamos experimentar, a disfrutar del sexo en el agua.

¿Qué nos puede ofrecer esta experiencia?
Espacio oculto bajo el agua para experimentar con las sensaciones que nos puede aportar ser acariciados bajo el agua, juegos sexuales sin ser visto y con el riesgo de poder ser descubiertos (que para algunas personas puede ser muy excitante), nuevas experiencias, un disfrutar de toda la piel de dos cuerpos semidesnudos que sienten el deseo de disfrutar de nuevas sensaciones eróticas bajo el agua.

Además puede ser una oportunidad fantástica para comenzar a disfrutar de todo nuestro cuerpo, de las sensaciones que se despiertan al ser acariciados, y al acariciar a nuestra pareja y alejarse un poco de la idea de que sexo y coito es los mismo o que sin coito no hay sexo, pues como ya hemos dicho en otras ocasiones, el coito es una forma más de relacionarnos sexualmente, pero que hay otras muchas que pueden ser tan placenteras como esta. Todo nuestro cuerpo es una fuente de placer. ¡Conócelo y disfrútalo!

Y recuerda: disfrutar del sexo es una experiencia muy saludable.

Carmen Canterla
Psicóloga Sexóloga

Informacion adicional

Ultima modificacion el Martes, 27 de Agosto de 2013 03:23
Login to post comments