Domingo, Diciembre 17, 2017
Noticias Tendencia Sexual Errores sobre el sexo
Lunes, 16 de Mayo de 2011 15:56

Errores sobre el sexo

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

Existen, por desgracia, ideas preconcebidas no verificadas que pueden llegar a entorpecer y a hacer insatisfactorias las relaciones.

En cuerpo y alma

Durante las últimas semanas, mi colega Elisabeth Pons Cebrián ha venido tratando las cuestiones sexológicas como quien va iniciando a los neófitos en las doctrinas más elementales de una religión. Así, ha tratado sobre la sexualidad como valor humano, como impulso y, finalmente, como desarrollo vital de las personas: durante la niñez, la juventud y en la vejez.

En el texto de hoy vamos a cambiar un poco de campo de estudio: del estrictamente sexológico al psicológico (un poco más indeterminado) pero sin abandonar el objeto de estudio. En el texto de hoy trataremos acerca de algunos prejuicios que mantenemos aún acerca del sexo, a pesar de vivir ya en el siglo XXI.

Así pues, diremos que puede que la imagen, tantas veces repetida en la literatura clásica, de la bruja proporcionando al amante el filtro que le hará irresistible a su amada, hoy nos parezca solo un motivo de sonrisa. Sin embargo, el desconocimiento sobre los problemas de la sexualidad continúa teniendo actualmente la suficiente importancia como para que todavía permanezca rodeada de errores y tabúes. Quizá ya no existan aquellas brujas y aquellos afrodisíacos de la literatura clásica, pero cualquiera que ojee ciertos catálogos de productos eróticos encontrará bastantes anuncios que prometen brebajes para que varones y mujeres caigan rendidos en brazos unos de otros, cremas capaces de aumentar hasta extremos insospechados la potencia sexual y cientos de otros productos que demuestran que las supercherías sexuales persisten.

Tanto es así que, ya fuesen filtros o bien bebedizos, ya pócimas o bien amuletos, todos ellos ocupan en todas las culturas un lugar destacado entre los "resortes" de excitación sexual. Así, por ejemplo, los ajos y las guindillas han tenido siempre fama de afrodisíacos (quizá porque su olor recuerde el de determinadas secreciones del cuerpo humano en momentos de excitación sexual) y la raíz del ginseng, actualmente de moda en muchos países occidentales, disfruta de una tradición milenaria en China como estimulante sexual.

Muchos de estos ilusorios métodos de mejorar la relación sexual pueden sin duda considerarse como meras anécdotas; pero existen, por desgracia, ideas preconcebidas no verificadas que pueden llegar a entorpecer y a hacer insatisfactorias las relaciones que, en la mayoría de los casos, podrían y deberían ser normales.

Repasemos la casuística de la mujer, que resulta paradigmática

Las falsas ideas vigentes durante siglos sobre la existencia de dos tipos de orgasmo -clitoridiano y vaginal-, creó respecto al mismo una serie de tabúes y frustraciones que, en muchos casos, han sido capaces de romper la armonía sexual de una pareja. La mujer capaz de sentir un orgasmo sin que existiese una penetración se consideraba a sí misma anormal, apreciación imaginaria que aumentaba en los casos en que fuera incapaz de llegar al orgasmo en el momento de realizar el coito. En la actualidad, las estadísticas demuestran que tal hecho puede ser absolutamente normal. Se sabe de la existencia del orgasmo clitoridiano como origen del único posible; porque el orgasmo durante el coito se produce sobre todo por la estimulación que la base del pene realiza sobre el clítoris.

Del mismo modo, el conocimiento de la capacidad pluriorgásmica de la mujer ha dado lugar a una serie de conceptos erróneos que, frecuentemente, concluyen con un alto grado de frustración para uno o para los dos miembros de la pareja. En el caso de la mujer, el no poder conseguir un número "suficiente" de orgasmos consecutivos le hace plantearse en ocasiones la existencia en sí misma o en su pareja de alguna "anormalidad". Las mismas circunstancias pueden acarrear complejos en el caso del varón sobre su falta de "habilidad" que, de un modo u otro, acabarán repercutiendo en el normal desarrollo de la relación sexual de la pareja. En realidad, la capacidad pluriorgásmica de la mujer no indica en modo alguno que todas las mujeres, en todas las ocasiones, hayan de tener un orgasmo múltiple. Para lograrlo será necesario no solo una relación sexual correcta, sino un estado físico y anímico de la pareja que lo permita y que no siempre es posible.

De la misma manera, durante siglos se ha pensado que, tanto durante la menstruación como durante el embarazo, era aberrante que la mujer mantuviera ningún tipo de relación sexual. Hasta llegaron a inventarse patrañas que afirmaban taxativamente que el hombre que tenía relación con una mujer durante la menstruación podía quedar estéril para siempre. La ciencia actual ha conseguido demoler también este cuento, demostrando que la mujer no conoce barreras orgánicas naturales a su capacidad para mantener relaciones sexuales totalmente satisfactorias, siempre que éstas se realicen con la suficiente higiene en el caso de la menstruación y con el cuidado necesario durante el embarazo. Más aún: las últimas investigaciones parecen demostrar que la masturbación puede aliviar los dolores de la menstruación y que el apetito sexual femenino se ve claramente acrecentado durante la época del embarazo.

Consideremos brevemente la casuística del hombre

La posesión de un pene de pequeño tamaño ha supuesto un motivo tradicional de frustración que, en ocasiones, ha llevado al varón a alejarse de toda relación sexual. Como el resto de las ideas preconcebidas no verificadas, se trata de una creencia errónea: los penes pequeños, en comparación con los grandes, crecen mucho más durante la erección, lo que permite al individuo llevar a cabo una relación totalmente satisfactoria. No existe, por lo tanto, motivo objetivo alguno por el que preocuparse al respecto.

Termino aquí no sin recordar un certamen, por un lado ni sin avanzar la temática del texto de la semana que viene, por otro.

En primer lugar, mencionarles a todas aquellas personas interesadas en el mundo literario que ayer se publicaron las bases normativas de la primera edición del Premio Internacional "Montpellier Romantic Sex" de Poesía. El galardón, aparte de consistir en una edición digital de la obra ganadora, está dotado con 9.000 € (impuestos incluidos) que se librarán al autor o a la autora. Para recabar una mayor información, por favor, visitad nuestro Blog informativo Romantic Sex Alzira.

En segundo lugar decirles que, la próxima semana, será nuestra experta en didáctica pedagógica, Noemi Pamblanco Esteve, quien tratará en esta sección sobre pedagogía sexual. Un saludo a [email protected]

Cristina Pastor Arenillas

Cristina Pastor Arenillas es psicóloga clínica

.-000092

Informacion adicional

Ultima modificacion el Lunes, 16 de Mayo de 2011 16:05
Login to post comments