Martes, Septiembre 26, 2017
Noticias Tendencia Sexual ¡Conviértete en una mujer multiorgásmica!
Sábado, 03 de Septiembre de 2011 11:38

¡Conviértete en una mujer multiorgásmica!

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)
Libérate de tus preocupaciones, échale imaginación, mastúrbate, desinhíbete y... ¡aprende a encadenar orgasmo tras orgasmo!

¿Sabías que una mujer puede encadenar orgasmos sucesivos? Chicas, para empezar debéis saber que un multiorgasmo no es un orgasmo muy largo, sino varios experimentados en cadena, de ahí la importancia de que tu chico no se detenga.

Este privilegio es único de las mujeres, los hombres llegan al orgasmo con mayor facilidad, pero a diferencia de ellos, que necesitan un período de reposo después de alcanzar el clímax y antes de volver a la acción, nosotras podemos encadenar esa sensación sin necesidad de descansar. ¡Aprende a ser multiorgásmica y disfruta del placer sin límites!

¿Qué es y cómo se produce?

Sin embargo, el problema es que no todas las mujeres saben alcanzar el multiorgasmo... hasta ahora. Os vamos a desvelar las claves para alcanzarlo.

Pero... ¿por qué ocurre este gratificante fenómeno? Después de alcanzar el orgasmo, el clítoris queda especialmente sensible. El truco para lograr encadenar un orgasmo con otro es intentar aguantar la sensación de placer máximo y mediante una estimulación, desencadenar otro momento de explosión. Es decir, que la concentración hormonal que alcanza la mujer durante el primer orgasmo se mantiene de tal manera que al renovarse los estímulos, el clímax se repite.

Lo habitual es parar tras ese primer orgasmo porque el clítoris se vuelve demasiado sensible para seguir estimulándolo y puede llegar a irritarse o a doler. Sin embargo, no debes parar. Aunque no lo creas, se puede conseguir un segundo orgasmo superando esta incómoda sensación.

Por ello, se debe continuar estimulando el clítoris tras ese primer momento de placer, pero de un modo más suave. De esta manera, esa incómoda sensación inicialmente desagradable se transforma en otro tipo de placer, que te permitirá obtener un segundo orgasmo.

¡Échale imaginación y relájate!

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de practicar sexo, y más aún, si se quiere llegar al orgasmo, es liberar la mente. Necesitamos relajarnos y vivir el sexo al 100%, si tenemos otras cosas en la cabeza, nos desviarán de nuestro objetivo, impidiéndonos llegar al clímax. Además, puedes revelar tus fantasías eróticas a tu chico y... ¡hacerlas realidad! La confianza lo es todo.

Ejercicios Kegel

¿No los conoces? ¡Son perfectos para poner tu vagina a punto y experimentar el orgasmo con mayor facilidad! Para realizarlos debes contraer y relajar los músculos pubococcígeos, también conocidos como los músculos del amor. ¿Por qué estos y no otros? Pues porque son los que participan en los juegos sexuales... repite este ejercicio varias veces al día, y ponlo en práctica cuando tu chico te penetre. ¡Él quedará fascinado!

Sin vergüenza

Tienes que tener plena confianza en ti misma, pero también en tu pareja. Si no estás cómoda, te cohibes o te sientes avergonzada, será realmente complicado que puedas alcanzar el clímax. Que no te preocupe sentirte fuertemente excitada, y sobre todo, que él se de cuenta, e, incluso, que te guste que él lo sepa. Tampoco es necesario que apagues la luz para mantener relaciones sexuales, aunque para ti ese granito o esas estrías supongan un mundo ¡él no se fijará! Déjate llevar...

Libérate de prejuicios

Para convertirte en una auténtica mujer multiorgásmica y experimentar el placer al máximo, debes olvidarte de los tabúes y atreverte a probar cosas nuevas. Aficiónate a las películas eróticas, la literatura subidita de tono o incluso a los juguetes sexuales. ¡Experimentarás sensaciones nuevas que ni habías imaginado!

Mastúrbate

Nadie conoce tu cuerpo mejor que tú misma. Por tanto, nadie mejor que tú para saber cómo llevarte al orgasmo. Si aún no has explorado tu anatomía en la intimidad... ¿a qué esperas? ¡date placer a ti misma! Recorre las zonas erógenas de tu cuerpo y localiza tu punto más placentero: ese que te haga perder la cabeza. Una vez sepas cómo llegar al orgasmo por ti misma, ¡enseña a tu chico cómo debe hacerlo!

¡Ya sabes, sigue nuestros pequeños pero prácticos consejos y conseguirás experimentar el máximo placer! Y recuerda, libera tu mente y deléitate. Se trata de aprender a disfrutar de todos tus sentidos sin inhibiciones, no te preocupes si tardas un tiempo en que esta nueva forma de abordar el sexo se consolide, es normal.

No te olvides, soporta esa sensación de máximo placer después del orgasmo, y vuelve a estimular el clítoris para encadenarlo con otro. Se trata de intensificar la excitación hasta los límites que tu cuerpo y tu imaginación sean capaces de aguantar. ¡Conviértete en una mujer multiorgásmica!

Gtres

Informacion adicional

Login to post comments