Martes, Mayo 23, 2017
Noticias Tendencia Sexual Testimonios de una masturbación femenina
Sábado, 10 de Septiembre de 2011 01:47

Testimonios de una masturbación femenina

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

La masturbación femenina deja de ser un tabú para convertirse en una placentera realidad a la que todas tienen derecho.

Una forma de exploración de tu sexualidad y tu feminidad, más personal y satisfactoria que lo que te han hecho creer. ¿Te atreves?

La masturbación femenina, un derecho y un deber al que no tenemos porque temerle ni con el que sentirnos juzgadas. Hemos leído sobre sus mentiras y realidades, leyendas de pasillo que nos alejan de tomar las riendas del asunto y "darnos una manita" al momento de sentirnos plenas sexualmente. Ellos, los hombres con los que compartimos, importan, pero no son fundamentales en el momento de experimentar el placer total al que somos capaces de llegar.

Arriésgate y toma el control. Explora estas habilidades autodidactas, o si lo has intentado y nada provechoso ha salido de ello, instrúyete con algunas tácticas. Teoría útil para ti....y solo para ti.

Todas quieren

Shere Hite es una educadora sexual y feminista que realizó su trabajo acerca de la sexualidad de la mujer durante la década de los setenta. En su libro Hite Report on female sexuality, contó las experiencias de miles de mujeres que respondieron anónimamente acerca de sus hábitos sexuales. Los resultados, más que interesantes. A continuación, algunos de sus testimonios ¿Te identificas con alguno?

"Para mí es importante estar excitada mentalmente o fantasear para masturbarme (...) y estar sola. Uso las yemas de los dedos para la estimulación real, pero es mejor comenzar con golpecitos o frotando ligeramente sobre el área general. Al aumentar la excitación comienzo a estimularme sobre el clítoris y finalmente alcanzo el clímax con un movimiento rápido corcoveante sobre el capuchón clitoridiano. (...) De vez en cuando también estimulo mis pezones con la otra mano."

"Uso mis manos y mi imaginación, y es probable que haya probado todas las posiciones y movimientos imaginables. Cuando me masturbo toco solamente mi área genital, porque no me estimula tocarme el cuerpo en general, como sí lo hace mi pareja si me toca toda."

" La diferencia entre esto y el sexo con pareja es que el calor intenso del otro cuerpo no está, además la estimulación de otras partes del cuerpo. Pero puedes hacerlo sola, rápido, y siempre estás segura de tener un orgasmo"

"Considero que uso el método más extraño, eficaz, único y erótico para masturbarme. Uso cualquier tipo de esquina (mesas, escritorios, sillas, etc.) doblo una toalla (para no lastimarme el clítoris), la pongo en cualquiera esquina de las que mencioné anteriormente, me monto encima y logrando que mi clítoris haga presión sobre la toalla, elevo las piernas para quedar totalmente suspendida y de esta forma me vengo. Hacerlo con la pareja es fantástico. Mientras estás en esta posición, él por detrás te penetra y te vienes súper rápido, además es absolutamente delicioso. Deberían intentarlo, solas o acompañadas".

"Me masturbo con mis dedos en mi clítoris, y otros dedos pellizcando, jalando y rasguñando suavemente por toda la superficie de mis pezones. A veces lo froto hacia arriba y hacia abajo, a veces en círculos. Y mis piernas están a veces juntas, y a veces apartadas. Es especialmente excitante mantener la mano quieta y obtener la fricción por el movimiento del cuerpo contra el dedo estacionado. También me gusta ver y sentir mi pecho en movimiento. Usualmente me paro en frente de un espejo de cuerpo completo".

"(...)Normalmente utilizo un poco de vaselina para lubricarlo. Con mi mano derecha, suavemente presiono la parte baja de mi abdomen. Algunas veces cruzo mi pierna izquierda sobre la derecha y presiono cuando siento que el orgasmo viene. Me muevo un poquito –más o menos como una serpiente. Me gustaría probar con un vibrador, pero no he tenido la oportunidad todavía"

"A veces me visto con disfraces eróticos y me veo en el espejo. Usualmente empiezo jugando con mi busto, frotando mis muslos, después me concentro en el orgasmo,(..) Empiezo con mis piernas abiertas, pero disfruto tenerlas juntas y apretadas durante el orgasmo, exprimiendo los músculos."

"soy muy fiel a una manera: de espaldas usualmente acostada (en taxis o sitios públicos donde puedeo estar sentada o parada), toco la zona del clítoris con los nudillos de mi mano derecha (la mano en forma de puño), de hecho, vibrando mi mano sobre el área del clítoris o encima de él, mientras tanto, presiono mis piernas juntas rítmicamente, como bombeando para el orgasmo. Pensando cosas sexis!"

Por RevistaFucsia.com

 

Informacion adicional

Login to post comments