Domingo, Diciembre 17, 2017
Noticias World Crazy Radiografía de un piratón
Lunes, 30 de Mayo de 2011 07:38

Radiografía de un piratón

por  NoSoyVirgen
 
Vota este articulo
(1 Voto)

¿Infidelidad por naturaleza?¿La corneta sólo asoma cuando se te cruza carne por delante? Lo averiguamos: El parche viene de la cuna.

Que lo hiciste por calentura, eso no hay dudas. Pero además del solo hecho de estar al palo, hay motivos que te llevan a buscar en una señorita más carne que la que te da tu chica.

¿Corneta física o psíquica? Los psicólogos coinciden en que el hombre se mueve por pulsión, impulso sexual, sed animal, y las mujeres racionalizan los cuernos. O sea, te los ponen de forma premeditad.

Un estudio de la Universidad de Austin, Texas, fue por más y asegura que muchas de ellas llevan el instinto garcador en los genes, y todo a causa de tener altos niveles de estradiol, una hormona que las impulsa para tener relaciones esporádicas. Además concluyeron que la hormona está asociada a pechos grandes, lindas facciones, mujeres coquetas y con inclinación a atraer. Para la escritora Ana Von Rebeur, autora de "¿Por qué cuernos me engañaste? Todo lo que hay que saber sobre la infidelidad" (Editorial Norma), los motivos del engaño se resumen en la "Regla de las C": Curiosidad, Calentura y Confidencialidad. "Los hombres no engañan exclusivamente por lo psicológico o lo físico, sino simplemente para saber que pueden levantarse a otra mujer (además de la patrona) a los 40, 50 o 60 (edades en que más cuernos meten)".

HABLA LA PLEBE

Para Pablo (30), gerente de una automotriz, no hay discusión: se caga por lo que entra por los ojos. "No creo que se busque intelectualidad en una noche de cuernos. Solo un tipo muy raro busca garcharse una mina porque es socia de la biblioteca nacional o investigadora del Conicet. Ojo, tal vez de pendejo te calentás con alguna, pero ya entrando en los 30 influyen otros factores. A veces por aburrimiento o por falta de apetito sexual de la pareja. Tengo un lema: Cada vez que considero que tu amor es tan ingrato me voy a Cocodrilo y le saco lustre un rato".

Pero quien sin dudas tuvo que hacer más piruetas que Mario Bross para esquivar la piña post corneta fue Bill Clinton, caso que refuerza la idea de que post cuerno tu chica (o en este caso la jovie) vuelve reloaded, y que se puede blanquear y seguir en carrera. Es que cuando le preguntaron al ex presi yanqui porqué se tentó con las tetotas de Lewinsky, puso la japi sobre la mesa y se la bancó: "Por la peor razón posible: porque podía hacerlo". Presidencia mata galán.

Informacion adicional

Ultima modificacion el Lunes, 30 de Mayo de 2011 07:47
Login to post comments